Buscar

Los niños castellano-manchegos incrementan el consumo de alimentos saludables en su dieta diaria

19/07/2009 - 16:48

La gran mayoría de los pequeños de Castilla-La Mancha consumen en su dieta diaria leche y derivados, pan, cereales y fruta fresca, incrementándose con respecto a 2002 el porcentaje de menores de 15 años que introducen estos alimentos de la dieta mediterránea en sus comidas.

TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS)

Uno de los aspectos de la vida con mayor influencia en la salud es la nutrición, por eso, el consumo de determinados alimentos y su frecuencia en la dieta es una de las variables que más inciden en el bienestar de la población.

Según informó la Junta en un comunicado, este dato es especialmente importante en el caso de los más pequeños, con edades hasta los 15 años, pues una dieta saludable y variada marcará su pauta nutricional en el futuro, además de ser una fuente de beneficios en el momento actual.

Así, la dieta de los niños de Castilla-La Mancha menores de 15 años puede considerarse equilibrada y ajustada a la llamada dieta mediterránea tradicional, aquella formada por alimentos como la fruta, verduras, pan, pasta, arroz, cereales, legumbres y patatas, según pone de manifiesto la Encuesta de Salud 2006 elaborada por el Observatorio de Salud de la Fundación para la Investigación Sanitaria en Castilla-La Mancha (FISCAM), dependiente del Gobierno regional.

Una dieta que ha mejorado en los últimos años, según ponen de manifiesto estos últimos datos en relación con la Encuesta de Salud 2002. De esta manera, el último estudio de FISCAM registra un aumento en la ingesta diaria de este tipo de alimentos por parte de los pequeños de la región, lo que se traduce en una alimentación más saludable.

En este sentido, cabe destacar que el consumo diario de pan y cereales se ha incrementado en más de un 17,3 por ciento con respecto a 2002, siendo la ingesta de fruta con un 34,9 por ciento el porcentaje que más ha subido en los últimos años. También es muy destacable el consumo diario de verduras con un incremento superior al 13,3 por ciento, en relación a la Encuesta de Salud del año 2002.

MEJORES HÁBITOS

Esta mejora en los hábitos alimenticios de los pequeños castellano-manchegos se deja traslucir también en otro tipo de productos, imprescindibles en la conocida dieta mediterránea. En este sentido, más del 56 por ciento de los niños de la región consumen pasta y arroz al menos tres veces por semana.

Una periodicidad que se aplica también a las verduras y hortalizas, que son consumidas al menos tres veces por semana por el 44% de los encuestados en el último estudio llevado a cabo por el Gobierno regional, incrementando el porcentaje de ingesta de estos alimentos, con respecto a años anteriores.

Dentro de estos mismos parámetros, otros alimentos consumidos tres o más veces por semana son el pescado, por casi un 30 por ciento de los niños, las legumbres y los huevos. Por el contrario, esta misma encuesta revela también un elevado consumo de aperitivos elaborados (patatas fritas, ganchitos, etc.), que es realizado por un 32 por ciento de los pequeños, más de tres veces a la semana.

Otras noticias

Contenido patrocinado