Buscar

La ampliación de Metro a Mirasierra tendrá una parada en Montecarmelo, donde se unirá con la red de Cercanías

19/07/2009 - 17:40

La Comunidad ha sacado a concurso las obras para prolongar en tres kilómetros hacia el norte la línea 9 de Metro con una inversión de 130 millones de euros y dos estaciones, la segunda de ellas con un intercambiador que permitirá la conexión con la red de Cercanías, según informó a Europa Press un portavoz de la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Precisamente esta semana, el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) publicó la resolución por la que se hace pública la convocatoria para la adjudicación del contrato de obras de construcción de la infraestructura de la prolongación de la Línea 9 de Metro de Madrid a Mirasierra, que estará lista a final de esta presente legislatura, en 2011.

Con la ampliación del Metro hasta esta zona del distrito de Fuencarral-El Pardo, la Comunidad dará servicio a los vecinos de estos barrios y a los usuarios de RENFE, beneficiando directamente a más de 50.000 personas, a las que ha tenido en cuenta a la hora de elaborar el proyecto definitivo.

Cuando se anunciaron las obras, los padres y alumnos del IES y del colegio Mirasierra levantaron el hacha de guerra denunciando que los trabajos de ampliación afectarían a los pequeños en clase y obligaría a los mayores a dejar su centro para irse a otro, más alejado del barrio, para recibir las clases allí hasta que estuvieran terminadas las estaciones.

Tras las demandas vecinales, y varios estudios de probabilidad, la Consejería de Transportes e Infraestructuras ha optado por una alternativa que no afecta a los centros escolares, que es más costosa, y que obliga a que las obras se ejecuten en una única fase, simultaneando la construcción de ambas estaciones.

La primera parada de las dos previstas se ubicará en la parcela de las cocheras de Metro de El Sacedal, en la confluencia de la Avenida Ventisquero de la Condesa con las calles Portera del Cura y Mirador de la Reina. Desde esta ubicación, además de a los vecinos de la zona, la nueva estación dará servicio a hospitales y centros de enseñanza cercanos, por lo que se estima que cada día tendrá más de 3.000 usuarios cada día.

Esta parada se sitúa frente a la ubicación inicialmente estudiada, junto al instituto, y presenta la ventaja de que al abundar los edificios de viviendas en esta zona dará servicio a una mayor densidad de población y, además, se acerca al barrio de Peñagrande, por lo que también podrán beneficiarse de ella sus vecinos.

La segunda estación se sitúa en la calle Costa Brava, en el punto donde se comunican los barrios de Mirasierra y Montecarmelo y servirá de intercambiador con las líneas C-7, C-8 y C-10 de Cercanías, que se prevé que cada día utilicen 6.000 viajeros. Con esta nueva infraestructura, la línea 9 dispondrá de una segunda conexión con la red de Cercanías, que se suma por el norte a la ya existente Puerta de Arganda por el sur.

La línea 9 es actualmente una de las más largas de la red, con 38 kilómetros y 26 estaciones entre Herrera Oria y Arganda del Rey y recorre la ciudad de norte a sur. Para llevar a cabo este proyecto será necesario ampliar la línea 9 en aproximadamente 3 kilómetros, de los que 2,6 serán de nueva construcción y los restantes 400 metros serán de túnel ya existente. La construcción del túnel se realizará mediante tuneladora.

FONDO DE SACO

El trazado incluirá también la construcción de un fondo de saco para que los trenes puedan maniobrar. En total, la construcción de esta infraestructura supondrá una inversión de 130 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de 20 meses. Esta nueva ampliación del Metro se suma a las que ya están en marcha para llevar el suburbano a Las Rosas y al barrio de La Fortuna de Leganés, y se espera que las obras puedan estar adjudicadas en el mes de octubre.

La Consejería de Transportes e Infraestructuras ha estudiado hasta 10 alternativas diferentes del trazado de prolongación de la línea 9 de Metro hacia el norte para evitar la demolición y reconstrucción del IES Mirasierra, tal y como estaba previsto en el proyecto original.

La búsqueda de la mejor alternativa se ha realizado tratando de compatibilizar las peculiaridades orográficas del terreno, que cuenta con cuestas pronunciadas, con el máximo aprovechamiento del túnel ya existente que conecta la estación de Herrera Oria con las cocheras de El Sacedal, ya que mientras más túnel se pudiese aprovechar más económico sería el proyecto. Finalmente, el proyecto elegido aprovecha 400 metros de túnel.

Otras noticias

Contenido patrocinado