Buscar

La Fundación Síndrome de Down de Madrid participa por primera vez en la Cabalgata de Reyes

1/01/2010 - 19:05

La Cabalgata de Reyes Magos de Madrid contará por primera vez en la historia con una carroza con niños con síndrome de Down, desde la que recibirán y saludarán a Melchor, Gaspar y Baltasar, así como a todos los niños y mayores que presencien el desfile.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Esta iniciativa, desarrollada por la Fundación Síndrome de Down de Madrid (FSDM) y patrocinada por la Fundación MAPFRE tiene como objetivo incluir en la cabalgata de Reyes, un evento de singular trascendencia en el mundo infantil, a los niños con discapacidad.

La carroza tiene forma de un barquito de papel cargado de regalos, que en esta ocasión representan los propios niños con síndrome de Down, procedentes de todos los lugares y razas del mundo.

Un grupo de padres serán los encargados de "tirar" del barco en el que están los niños y que simboliza la Fundación Síndrome de Down de Madrid, "que avanza gracias al empuje de las familias, sin las cuales no habría ideas, proyectos", detalló la presidenta de la FSDM, María Barón.

Los niños con síndrome de Down estarán acompañados en la carroza por jóvenes con otras discapacidades que animarán el paso con bailes de capoeira.

CARGADO DE REGALOS

"Con este barco cargado de regalos, como simbolizan los niños, queremos dar respuesta a una pregunta que subyace en el subconsciente colectivo con cada nacimiento de un niño con síndrome de Down o cualquier otra discapacidad: '¿va a ser una carga?'", indicó la presidenta de la FSDM.

"La respuesta unánime de todos los que formamos parte de la Fundación es clara", explicó Barón, "puesto que no son una carga, sino un regalo y simplemente necesitan un poco más de atención y cuidado". "Simplemente necesitan un poco más de atención y cuidado: ese tirón de los familiares para salir del puerto, mientras aprenden poco a poco a navegar por sí solos", añadió Barón.

La carroza ha sido posible gracias al apoyo de los escultores Curro Ulzurun y Miguel Berroa, así como la decoración de Aurora Gómez y el proyecto del arquitecto Manuel Corona.

Contenido patrocinado

Otras noticias