Buscar

El Arnau evitará el desarrollo de delirios en pacientes ingresados mediante estímulos psicosensoriales

4/01/2010 - 15:53

La Unidad de Media y Corta Estancia del Hospital Arnau de Vilanova, en Valencia, ha puesto en marcha un plan de estimulación psicosensorial para evitar que los pacientes desarrollen delirios durante su estancia hospitalaria, según informó hoy la Generalitat.

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

La iniciativa está dirigida a pacientes mayores de 65 años con alto riesgo de desarrollar un cuadro delirante como consecuencia del aislamiento y la inmovilidad que puede producirse en aquellos casos en los que el paciente presenta deficiencias psicosensoriales previas a su ingreso.

Al respecto, el responsable de esta unidad hospitalaria, Amadeo Almela, señaló que "la edad es un factor de riesgo asociado al desarrollo de cuadros delirantes, lo que junto con privaciones de sentidos como la vista, el oído hacen que las posibilidades de padecer este trastorno durante el ingreso se incrementen".

Entre las acciones que se van a impulsar para evitar el desarrollo de este trastorno se encuentran la orientación espacio temporal de los pacientes, la movilización precoz y la estimulación neurosensorial.

En concreto, la orientación espacio temporal se llevará a cabo mediante un tablero situado en la habitación del paciente, en el que se incluirán la hora, el día y la ubicación en el que se encuentra, entre otros datos.

Por su parte, para la movilización precoz del paciente, se procederá a retirar lo antes posible aquellos dispositivos sanitarios que impiden que se incorpore de la cama y ande por la habitación.

Y, por último, la estimulación neurosensorial se llevará a cabo mediante una breve entrevista en la que se indicará a aquellos pacientes que habitualmente utilizan audífono o gafas que deben hacer uso de los mismos durante su estancia hospitalaria para evitar la incomunicación y el aislamiento.

Por otra parte, este plan de estimulación y prevención también incluirá la valoración del estado de deshidratación al que pueden verse sometidos estos pacientes, que con frecuencia no reaccionan correctamente al estímulo de la sed.

Como parte de esta iniciativa se ha diseñado también una base de datos que permite establecer el nivel de riesgo de cada paciente de desarrollar un delirio y que facilita el protocolo de medidas que debe ser aplicado en cada caso.

Almela destacó que son "medidas de prevención encaminadas a la seguridad del paciente que deberían ser rutinarias, ya que el desarrollo de un delirio durante la estancia hospitalaria puede ser más peligroso para el paciente que la propia causa por la que ingresó".

Esta iniciativa también prevé la modificación de los horarios de extracciones de sangre y la redistribución de los horarios de comida con el fin de no alterar las horas de sueño de estos pacientes.

Otras noticias

Contenido patrocinado