Buscar

Lleida formaliza su rechazo a la ley de veguerías con seis alegaciones y pide su suspensión

4/01/2010 - 18:28

El Ayuntamiento de Lleida presentó hoy en la Consellería de Gobernación seis alegaciones al anteproyecto de ley de ordenación territorial que plantea la división de Catalunya en siete veguerías. En palabras del alcalde, el socialista Àngel Ros, el documento tiene "carencias e inconsistencia" y es problemático por la falta de consenso político y de territorio.

LLEIDA, 4 (EUROPA PRESS)

El documento, que da forma al discurso que Ros viene haciendo hace más de un año, precisa que la Paeria no se opone a la regulación de las veguerías, prevista en el Estatut de Catalunya, sino a la división concreta que plantea el anteproyecto.

La propuesta de Gobernación divide la provincia de Lleida en tres, por un lado las comarcas del llano, por otro las del Pirineo, incluyendo a Arán a pesar del rechazo aranés, y además separaría el Solsonés de Lleida para sumarlo a las comarcas centrales.

El consistorio basa sus alegaciones en seis puntos. La imposible aplicación inmediata de la futura ley por no ajustarse a la división provincial entendiendo que la modificación de los limites provinciales es competencia de las Cortes Generales, es el primer argumento del Ayuntamiento.

El segundo es la falta de justificación y motivación de la división propuesta porque, --afirma el Ayuntamiento-- el anteproyecto "no contiene medidas concretas de implantación ni calendario ni tampoco el proceso de integración de la veguería en los entes locales existentes".

Precisa en este punto que no parece justificado que un territorio como la Vall d'Aran tenga que pasar a depender de una administración intermedia.

Al presentar esta alegación, el primer teniente de alcalde, Josep Presseguer, insistió en que la división tendría que aprobarse por ley." ¿Por qué siete veguerías y no nueve?", dijo.

La tercera alegación se basa en la falta de evaluación de la incidencia económica y social de la división ya que la provincia es la unión de la montaña y el llano por el curso de los río y la cuarta consiste en la falta de participación del territorio.

En la quinta alegación, el Ayuntamiento plantea que no es necesario que haya identidad entre la división territorial y ámbitos de planificación o prestación de servicios y en la sexta sostiene que el Estatut prevé la posibilidad de que haya entes locales supramunicipales fundamentandos en la asociación de municipios para garantizar una correcta aplicación de servicios y precisa que el anteproyecto no regula esta posibilidad.

Con estos argumentos, el ayuntamiento pide la suspensión de la tramitación del anteproyecto a la espera de alcanzar el consenso. Así lo explicó hoy Ros en rueda de prensa en la que afirmó que le había gustado escuchar al conseller Jordi Ausàs diciendo que la ley podría estar funcionando en las próximas elecciones municipales. "Me parece un horizonte razonable, las prisas no han de empujarnos ahora", dijo.

Otras noticias

Contenido patrocinado