Buscar

Alborch cree que la declaración de "expolio" de El Cabanyal es "justa, histórica y esperanzadora"

4/01/2010 - 20:08

La portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, consideró hoy que la orden del Ministerio de Cultura en la que declara como "acto de expolio" del patrimonio histórico las actuaciones derivadas del 'Plan Especial de Protección y Reforma Interior de Cabanyal-Canyameral (PEPRI)' y declara la obligación de los titulares de los bienes que integran el conjunto de suspender inmediatamente la ejecución del Plan, es "justa, histórica y esperanzadora" y cree que el consistorio debe "fomentar la rehabilitación del barrio".

VALENCIA, 04 (EUROPA PRESS)

"El Ayuntamiento ha incumplido su obligación de preservar el patrimonio y ha permitido la degradación de El Cabanyal de forma y pasiva al no impedir su deterioro, y de forma activa al demoler edificios de considerable valor y al elaborar un plan que atenta contra la integridad de un conjunto histórico protegido", según indicó en un comunicado la portavoz municipal socialista.

Por ello, indicó que la decisión del Ministerio de Cultura es "justa, histórica y esperanzadora" y añadió que el dictamen del Ministerio de Cultura, realizado a instancias del Tribunal Supremo y fundamentado en "numerosos estudios técnicos", "da la razón a los vecinos y vecinas de El Cabanyal y a los socialistas valencianos, que en numerosas ocasiones nos hemos pronunciado y hemos impulsado iniciativas a favor de la revitalización de este barrio histórico y singular, y en contra de su destrucción".

Alborch afirmó que, en adelante, "el Ayuntamiento de Valencia debe impedir el deterioro del Cabanyal y fomentar su rehabilitación". "El futuro del barrio pasa por su revitalización, con medidas orientadas a preservar y recuperar el patrimonio de todos los valencianos y a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas", manifestó.

La portavoz municipal incidió en que el dictamen "deja claro que se ha producido un expolio de los bienes incluidos en la zona declarada Bien de Interés Cultural y que la ejecución del plan del Cabanyal profundizaría aún más en la destrucción de la trama urbana y de la arquitectura del barrio".

Para Alborch, "nada de ello habría ocurrido si la alcaldesa hubiese escuchado a los vecinos y a la oposición, hubiese tomado en consideración los numerosos informes contrarios a la intervención y hubiese consensuado el plan".

En esta línea, criticó que el PP "no sólo ha obviado la opinión de expertos y vecinos, sino que también ha hecho caso omiso a las numerosas iniciativas presentadas por el grupo municipal socialista para frenar la destrucción del barrio, desestimar la prolongación y recuperar el patrimonio".

Como ejemplo, mencionó las mociones presentadas al pleno para que el equipo de gobierno suspendiera la ejecución del plan hasta que el Ministerio de Cultura dictaminara al respecto y para que asumiera las conclusiones de Taller Cabanyal, el seminario organizado por el grupo municipal a principios del mes de octubre "en el que numerosos expertos de pronunciaron en contra de la prolongación de Blasco Ibáñez".

Contenido patrocinado

Otras noticias