Buscar

Fray Leopoldo será beatificado en la Base Militar de Armilla tras autorizarlo el Ministerio de Defensa

7/01/2010 - 16:23

La beatificación de Fray Leopoldo de Alpandeire, fijada para el 12 de septiembre de este año, se realizará en la Base Militar de Armilla (Granada) después de que así lo haya autorizado el Ministerio de Defensa.

GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)

La beatificación de Fray Leopoldo de Alpandeire, fijada para el 12 de septiembre de este año, se realizará en la Base Militar de Armilla (Granada) después de que así lo haya autorizado el Ministerio de Defensa.

El anuncio lo efectuó hoy el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, durante la presentación de una exposición en la Abadía del Sacromonte. Allí precisó que el arzobispo castrense, Juan del Río, le llamó anoche para decirle que la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha dado permiso para que la beatificación se celebre en la base.

Martínez se mostró satisfecho con esta autorización --que aún no ha recibido por escrito-- al considerar que el recinto militar podrá acoger a la multitud de fieles y seguidores de la vida de este fraile capuchino, que ejerció el oficio de limosnero por las calles granadinas durante más de 50 años.

Con su beatificación culmina un proceso que comenzó en 1961, fecha en la que empezaron a documentarse posibles milagros del fraile después de su muerte, necesarios para esta declaración. Finalmente, el pasado diciembre el Papa Benedicto XVI firmó el decreto que atestigua que una mujer fue sanada por intercesión de Fray Leopoldo.

Según explicó en su día el vicepostulador de la causa, el padre Alfonso Ramírez Peralbo, esta mujer, de nacionalidad puertorriqueña y residente actualmente en las afueras de Madrid, padecía lupus heritematoso sistémico con anemia hemolítica autoinmune, que suponían un deterioro progresivo del sistema inmunológico de la paciente.

SANÓ DE FORMA "MILAGROSA"

Ésta sentía devoción por la figura de Fray Leopoldo y, aunque había recibido ya tratamiento en hospitales de Puerto Rico y Nueva York y se encontraba en estado grave, con problemas de movilidad, se empeñó en visitar la cripta del fraile en Granada el 9 de febrero, fecha conmemorativa de su muerte. Allí, tras dedicarle una oración a Fray Leopoldo, salió por su propio pie de manera "milagrosa". No es el único "hecho prodigioso" en torno a la figura del capuchino ya que, según Ramírez Peralbo, hay documentadas hasta 15 "actuaciones extraordinarias".

Entre los actos previstos, se encuentra la celebración de una Eucaristía en la Catedral de Granada a la que asistirán previsiblemente, entre otros, el arzobispo italiano Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal arzobispo de Boston, Sean O'Malley, representantes de la Conferencia Episcopal y otros obispos de otras zonas de España.

De aquí al próximo 12 de septiembre la Diócesis granadina también tiene previsto presentar una biografía sobre el fraile capuchino, según indicó, el arzobispo Francisco Javier Martínez, que redactará además una Carta Pastoral en la que explicará a los fieles las razones de la beatificación y los invitará a asistir a la ceremonia.

Natural del pueblo malagueño de Alpandeire, donde nació en 1864, tomó el hábito de capuchino en noviembre de 1899, cambiando su nombre de pila Francisco Tomás por el de Leopoldo. Llegó a Granada el 21 de febrero de 1914 para quedarse definitivamente en la ciudad, escenario de su vida religiosa durante más de medio siglo. Primero trabajó de hortelano, y después ejerció de sacristán y limosnero, haciéndose su figura "muy popular" en la capital, en la que falleció el 9 de febrero de 1956, a los 92 años.

Contenido patrocinado

Otras noticias