Buscar

En Son Dureta faltan casi 40 celadores y los pacientes esperan hasta cuatro horas para ser levantados

7/02/2010 - 11:37

CCOO y Satse afirman que no se cubren las jubilaciones ni las bajas laborales inferiores a 15 días

PALMA DE MALLORCA, 07 (EUROPA PRESS)

El Hospital de Son Dureta, en Palma, tiene actualmente un déficit de celadores que el sindicato CCOO sitúa en un total de 37 profesionales de estas características, que, aun siendo menos cualificados que otros perfiles que también se dan en el centro sanitario de referencia de Baleares, resultan claves para múltiples tareas, como cambiar de postura a los pacientes que no pueden valerse por sí mismos.

Al menos, así lo revela una evaluación realizada esta misma semana por el sindicato, del que se desprende que "hay pacientes que tienen que esperar hasta cuatro horas o más para ser levantados o acostados", expuso a Europa Press la secretaria de Organización de la Federación de Sanidad, Marisol Roldán, quien detalló que esta situación ya provoca quejas en el servicio de Enfermería por la falta de recursos.

Según explicó, desde la dirección del centro "no cubren jubilaciones ni bajas laborales", por lo que un número cada vez más reducido de personal debe hacer frente a la ingente cantidad de trabajo. Y, por ese motivo, "los trabajadores te dicen que no pueden más, que están al límite", apuntó la sindicalista, quien lamentó que se haya promocionado a tantos profesionales a cargos intermedios que ahora escasean los puestos de base.

"Que pongan a trabajar a más gente, que hace falta", sentenció Roldán, quien aboga por "recortar cargos directivos, que realmente estaban inflados en muchas áreas" en todos los centros del IB-Salut. Una situación que CCOO recogerá en un estudio que se está elaborando desde la Federación de Sanidad y que, aún sin estar acabado, ya refleja la carencia de casi 40 celadores en Son Dureta. Una conclusión a la que se unirán otras igualmente llamativas.

Son Dureta cuenta actualmente con una plantilla de 276 celadores, un número que Roldán considera que se encuentra "por debajo de lo que realmente haría falta para satisfacer las necesidades de las áreas de hospitalización", ya que "entre 2009 y lo que llevamos de 2010 ha habido nueve jubilaciones que no se han cubierto" y "sólo se sustituyen bajas de larga duración", superiores a 15 días. Una situación que está derivando en "sobrecarga de trabajo para el personal de enfermería, que está muy quemado", precisó.

FALTAN CELADORES DESDE UN MES

Por su parte, el sindicato de enfermería Satse criticó ayer que la falta de celadores en algunas unidades de Son Dureta es patente desde hace un mes en algunas; y, en esa línea, coincide con CCOO en que muchos pacientes tienen que permanecer encamados, debido a que nadie les ayuda a su movilización ni a llevar a cabo los cambios posturales necesarios como parte imprescindible de su tratamiento.

Satse también achaca esta falta de celadores a la "no sustitución de las bajas laborales, ni de las jubilaciones dentro del irresponsable plan del Ib-Salut para ahorrar 30 millones de euros en personal" y, en este sentido, teme que estos sucesos "no serán puntuales" durante 2010, ya que el presupuesto de la Conselleria de Salud previsto para este año "no basta para mantener la calidad asistencial que se venía ofreciendo a los usuarios de Baleares", indicó en un comunicado reciente.

Cabe recordar que los celadores hospitalarios son necesarios para la realización de diversas actividades, como la ayuda en la movilización de pacientes que no pueden hacerlo por sí solos o el envío de algunas pruebas a laboratorio.

Contenido patrocinado

Otras noticias