Buscar

Desayuno oración. zapatero rozó el "ridículo" como un antitaurino en san isidro, dice un profesor católico de eeuu

7/02/2010 - 12:11

- "Hay que trazar rayas en la vida, saber dónde encajas y dónde no"

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, rozó el "ridículo" con su discurso laicista en el Desayuno de Oración, al que no debería haber acudido para ser "coherente" con sus ideas y para no comportarse como un antitaurino en la feria de San Isidro.

Esta es la crítica que le hace el profesor Edward Mulholland, director del departamento de Formación Católica en la Academia Pinecrest del estado de Georgia (EEUU). A su juicio, Zapatero debería ser consciente de que "hay que trazar rayas en la vida, saber dónde encajas y dónde no; si no, rayas en el ridículo".

Mulholland considera que Obama nunca debió invitar a Zapatero y Zapatero no debería haber viajado a Washington. "Es como si se le invitara a un inglés antitauromaquia a hablar durante las fiestas de San Isidro. Es incoherente extender la invitación y es incoherente aceptarla. Si eres un laicista puro, desayuna aparte, sin la oración", dijo.

Este profesor católico, buen conocedor de las tradiciones y costumbres españolas, cree que el presidente Zapatero habló en el Desayuno de Oración como si la única devoción posible por María fuese la de "las galletas para el café y no la Madre de Dios".

Aunque considera "predecible" y "de perogrullo" que el contenido del discurso tuviera un fuerte calado laicista, elogia que "al menos no se presentó como experto bíblico" y, como se suele decir en el beisbol, "tiró suave" al reinterpretar determinados preceptos religiosos.

Mulholland tildó de cuanto menos "curioso" que Zapatero recurriese a un fragmento del Deuteronomio que hace referencia a uno de los tres pecados "que claman al cielo para la justicia divina", como es el de no pagar el jornal al necesitado, cuando luego incumple otros dos graves preceptos del Antiguo Testamento.

En concreto, se refirió al "pecado de homicidio de Caín sobre Abel", que considera que Zapatero reproduce con la reforma de le Ley del Aborto, y con el "pecado de Sodoma", repetido en su opinión al legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Finalmente, critico que Barack Obama le diera la oportunidad a Zapatero de exponer sus ideas laicistas en el Desayuno de Oración cuando "no es un personaje conocido" ni siquiera en la comunidad latinoamericana y cuando carece de "ideas inspiradas desde la Biblia", como sí ocurrió en anteriores ediciones con las intervenciones de la Madre Teresa de Calcuta y Bono, el cantante de U2.

(SERVIMEDIA)

07-FEB-10

PAI

Contenido patrocinado

Otras noticias