Buscar

Costa Rica elige nuevo presidente, con una mujer como favorita

AFP
7/02/2010 - 12:48

Costa Rica, la democracia más antigua y estable de América Central, elegirá este domingo a un nuevo presidente en una contienda entre nueve candidatos, entre los que destacan la oficialista Laura Chinchilla, el populista de derecha Otto Guevara y el centroizquierdista Ottón Solís.

Los nueve postulantes buscaban conseguir apoyos de última hora y asegurar que sus partidarios acudan a las urnas a elegir al sucesor del presidente Óscar Arias, uno de los centroamericanos con mayor prestigio en el mundo y Premio Nobel de la Paz.

Chinchilla, ex vicepresidenta de Arias, llega como favorita, pero la incógnita es si conseguirá en primera vuelta los votos necesarios para convertirse en la primera presidenta de Costa Rica.

La escoltan Guevara y Solís, quienes han centrado su campaña en resaltar escándalos del gobierno saliente y en acusar a Chinchilla de ser "marioneta" de Arias, lo que ella niega aunque dice que pretende continuar su ruta. "No hay que desviarse sobre el camino costarricense, (hay que) evitar los llamados del populismo de izquierda y de derecha que hay en América Latina", declaró Chinchilla. "A mí nadie me regaló esta candidatura. Yo me la gané, gracias a los costarricenses", agregó la politóloga de 50 años.

Más de 2,8 millones de electores están convocados desde las 06H00 locales (12H00 GMT) y las 18H00 (00H00 GMT) para renovar también los 57 miembros del Congreso y los regidores municipales, en medio de los temores a una inusual abstención tras una campaña calificada como "aburrida" por Arias.

"La evaluación para las elecciones de mañana (domingo) es de total normalidad en el país", dijo a la AFP la jefa de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos, la ex ministra de Exteriores colombiana María Emma Mejía.

Si ninguno de los candidatos supera el 40% de los votos válidos, habrá una segunda vuelta el 4 de abril.

La inseguridad y la economía han centrado la campaña de los principales candidatos, cuyo diferencial está sobre todo en su personalidad y en la forma de abordar los problemas. "No hay grandes diferencias en los programas de gobierno, es una cuestión de matices", dijo el analista Juan Manuel Villasuso.

En estas elecciones, el Partido Liberación Nacional (PLN), de Arias y Chinchilla, pondrá a prueba, una vez más, su capacidad de organización y convocatoria.

El PLN, que ha dominado la política costarricense en las últimas seis décadas, es un partido nominalmente socialdemócrata, pero tildado de centroderecha por disidentes que abandonaron sus filas, entre ellos Solís, ex ministro del primer gobierno de Arias (1986-1990).

"Tenemos que salir a votar, tenemos que motivar a aquellos que todavía albergan dudas", dijo Solís, un economista de 55 años y líder del Partido Acción Ciudadana, el mayor opositor, que postula por tercera vez a la presidencia igual que Guevara.

Guevara, un abogado de 49 años, es un ultraliberal reconvertido al populismo que promete un "cambio" en el país y "cero tolerancia" a los delincuentes. "Estoy muy contento, cada vez son más los costarricenses que están por hacer un cambio y estoy seguro de que mañana en las urnas se va a demostrar", dijo a la AFP Guevara, líder del Movimiento Libertario.

Otros seis candidatos con menor apoyo se suman a la contienda: Luis Fishman, Eugenio Trejos, Óscar López, Mayra González, Walter Muñoz y Rolando Araya. Estos dos últimos suscribieron recientemente un pacto con Solís.

Fishman, que se declara como "el menos malo", es el abanderado de la Unión Social Cristiana, otro partido tradicional como el PLN, y se lanzó a la campaña a última hora en reemplazo del ex mandatario Rafael Ángel Calderón (1990-1994), quien se marginó tras ser condenado por corrupción.

Unos 200 observadores internacionales velarán por la limpieza de los comicios en el país más próspero de Centroamérica, que carece de Fuerzas Armadas desde 1948, y cuya democracia es la más estable de América Latina.

Contenido patrocinado

Otras noticias