Buscar

El Ayuntamiento construirá un colector bajo la M-45 con el que se podrán evitar las inundaciones en la Cañada y Coslada

7/02/2010 - 13:05

El Ayuntamiento de Madrid construirá un nuevo colector en Vicálvaro, debajo de la vía de circunvalación M-45, con el objetivo de recoger las aguas de los nuevos desarrollos urbanísticos del Sureste de la ciudad, especialmente cuando se producen episodios de fuertes lluvias, con lo que se intentará evitar que se repitan las inundaciones en la Cañada Real Galiana y Coslada que se produjeron hace dos años, y en los que llegó incluso a morir una mujer.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Según aprobó esta semana la Junta de Gobierno de la capital, se destinarán 5,23 millones de euros del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad a construir unos sistemas generales de saneamiento en la zona, así como otros 5,2 millones para un nuevo colector aliviado en Vicálvaro.

El primero de los proyectos supondrá construir las infraestructuras necesarias para la mejora de la gestión de los recursos hídricos durante los grandes incrementos de caudales procedentes de los nuevos desarrollos como Cañaveral, Ahijones y Berrocales.

Estas actuaciones tendrán un periodo de ejecución de siete meses y medio, e incluyen las obras de conexión del colector municipal existente con los dos colectores que recogen las aguas de dichos desarrollos.

"Con estas actuaciones se evitará que los excedentes de lluvia sin la dilución exigida se viertan directamente al arroyo de Los Migueles, consiguiendo reducir la contaminación, mejorando la calidad de las aguas del citado arroyo y, por tanto, contribuyendo en gran medida al sostenimiento medioambiental del entorno", explicó el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, esta semana.

Por su parte, el otro proyecto, con un periodo de ejecución estimado de siete meses y medio, persigue la descarga del actual colector que recoge las aguas residuales del casco urbano y los polígonos industriales del distrito mediante la construcción de un colector de 1.022 metros de longitud. Así se mejorará el funcionamiento de la red de saneamiento existente, sobre todo en episodios lluviosos.

El 22 de septiembre de 2008 unas lluvias torrenciales provocaron graves inundaciones en la Cañada Real Galiana y en los municipios de Coslada, San Fernando y Rivas Vaciamadrid. En ese momento, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, culpó a las "modificaciones orográficas" realizadas en la zona del "cambio de cauce de las aguas".

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid negó que el desarrollo urbanístico de El Cañaveral, en la zona de confluencia entre los municipios de Madrid y Coslada, tuviera nada que ver con las inundaciones, y apuntó a la reciente pavimentación de parte de la Cañada Real Galiana como culpable.

Además, aportó documentos que apuntaban que "el movimiento de tierras que se ha llevado a cabo en El Cañaveral en ningún momento ha modificado las cuencas vertientes". Por contra, "la reciente pavimentación de la Cañada Real Galiana y el notable incremento de las edificaciones, sin las adecuadas infraestructuras, ha favorecido la escorrentía superficial, incrementando el caudal recogido aguas abajo del paso de la Cañada por la M-45".

Otras noticias

Contenido patrocinado