Buscar

Un laboratorio universitario de EEUU, decidido a combatir los robos por internet

AFP
7/02/2010 - 13:23

Robar dinero nunca ha sido más fácil gracias a internet, creen investigadores de un laboratorio universitario del estado norteamericano de Florida (sureste), dedicado a diseñar programas para frenar los crímenes cibernéticos y hacer más segura la Red.

Lanzado hace tres años, el Laboratorio de Investigación de Crímenes Electrónicos, de la Universidad del Estado de Florida, apunta a crear tecnología para combatir delitos como la sustracción de datos personales, que conduce al robo de dinero de tarjetas de crédito y cuentas bancarias.

Según los investigadores, estos crímenes no dejan de crecer por las facilidades que da internet de actuar a distancia y sin dejar rastro.

"Con una conexión de internet alguien puede actuar desde cualquier lugar del planeta, sin usar su propio nombre, ni dirección, ni nada", señaló Sudhir Aggarwal, director de ese centro, conocido como'"E-Crimes Lab', en diálogo con la AFP. "Contra los crímenes electrónicos no hay reglas, internet es el Lejano Oeste... Nosotros intentamos desarrollar herramientas de software que puedan ayudar a los organismos de seguridad a investigar", comentó.

El laboratorio ha creado dos sistemas distintos de software para identificar a criminales que actúan ocultos tras la pantalla de la red global, e intenta desarrollar ahora un mecanismo más efectivo que los filtros de spam para protejer a internet contra estos crímenes.

"Estos ya no son los crímenes del futuro: son los crímenes del presente, desafortunadamente", indicó el experto. "Creo que los crímenes electrónicos seguirán creciendo hasta que encontremos al menos una manera de mitigarlos y un sistema en internet que pueda detenerlos", dijo Aggarwal.

Uno de los programas, que el laboratorio universitario denominó 'Sin Máscara' (Unmask), permite identificar el lugar desde donde partió un mensaje de correo electrónico engañoso con fines ilícitos (phishing email).

Una prueba realizada por estudiantes de doctorado, que trabajan con ese proyecto, permitió seguir el rastro de un mail con fines de engaño y ubicar su origen en una ciudad de Guatemala, indicó Aggarwal.

Otro software creado es un quiebra-passwords ('Password Breaker') que permitiría que, en una investigación, agencias policiales y de seguridad -y en algunos casos incluso corporaciones- puedan acceder a información protegida.

El sistema funciona como una especie de adivinador de contraseñas y tiene un alto grado de efectividad "porque la gente no crea realmente buenas contraseñas, sobre todo porque no puede recordarlas", contó Aggarwal.

El 'E-Crimes Lab', que inició sus tareas en enero de 2007 y tiene en promedio siete estudiantes por año concentrados en el desarrollo de proyectos, recibe financiamiento para la investigación del Instituto Nacional de Justicia (NIJ) y colabora con el Departamento de Justicia de Florida y el Centro estadounidense de Crímenes de Cuello Blanco (NWCCC).

La compañía de seguridad informática Sophos dijo esta semana que en el último año hubo un aumento "alarmante" de robos de información personal a través de redes sociales como Twitter o Facebook. "Los usuarios pasan más tiempo en redes sociales compartiendo información valiosa e importante, y los hackers huelen donde van a hacer dinero", dijo Graham Cluley, consultor tecnológico de Sophos.

Contenido patrocinado

Otras noticias