Buscar

La Orquesta Nacional Rusa, dirigida por Pletnev, clausura hoy en Tenerife el Festival de Música de Canarias

7/02/2010 - 14:38

El Festival de Música de Canarias se despide hoy en el Auditorio de Tenerife de su vigésimo sexta edición con la Orquesta Nacional Rusa como protagonista, dirigida por su fundador y director titular Mikhail Pletnev.

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 (EUROPA PRESS)

El Festival de Música de Canarias se despide hoy en el Auditorio de Tenerife de su vigésimo sexta edición con la Orquesta Nacional Rusa como protagonista, dirigida por su fundador y director titular Mikhail Pletnev.

Las obras elegidas para despedir el ciclo de 2010 tienen como eje central a la música de Dimitri Shostakovich (1906-1975), seleccionando para la ocasión la Suite del ballet El Perno y su Novena Sinfonía, obra con la que se clausura el Festival. Además, la formación rusa y su director, acompañados al piano por Denis Matsuev, ejecutarán el Concierto para piano nº 2, de Rajmaninov, abriendo la velada la Obertura Rusa de Golovanov, informó el Gobierno canario en un comunicado de prensa.

Como director de orquesta, Golovanov se caracterizó por la interpretación de dos compositores malditos para el régimen comunista: Alexander Scriabin y Sergei Rajmaninov, en los que encontraba ese toque de misticismo con el que Golovanov gustaba de relacionar el fenómeno musical.

Golovanov logró ocupar varios cargos de confianza en las instituciones musicales de la Urss, por ejemplo en la Ópera del Bolshoi. Sin embargo, el músico fue expulsado por decisión expresa de Stalin tras empeñarse en mantener al cantante judío Mark Reizen al frente del reparto de Boris Godunov. No obstante, otras fuentes apuntan a que el despido tuvo causas más objetivas, entre ellas el fracaso en algunas producciones operísticas y sus modales autoritarios y hasta paranoicos en la dirección de orquesta.

Su música, entre ellas la Obertura Rusa, es fiel reflejo de su concepción de lo musical como una efusión de sonoridad y vehemencia, en la que está presente el toque nacionalista a través de una épica que, remotamente, recuerda a la Obertura 1812 de Chaikovski.

Otras noticias

Contenido patrocinado