Buscar

Cerca de 2.000 personas celebran la festividad de Santa Águeda en Zamarramala (Segovia)

7/02/2010 - 17:27

Unas 2.000 personas se dieron cita hoy en Zamarramala (Segovia) para celebrar la fiesta de Santa Águeda, declarada de interés turístico nacional, que tiene lugar desde 1227 y que traspasa el mando a las mujeres en recuerdo a la gesta que protagonizaron en la conquista del Alcázar.

SEGOVIA, 7 (EUROPA PRESS)

La reivindicación de mayores avances en la igualdad entre hombres y mujeres volvió a centrar la fiesta, marcada por la presencia de decenas de mujeres ataviadas con el traje típico castellano y que concluyó, como es tradicional, quemando en la plaza pública un "pelele" que representa al hombre y una típica tajada, amenizada con la música de dulzaina y tamboril.

Los actos comenzaron con la procesión de la imagen de Santa Águeda, santa de Catania (Italia), por las calles de Zamarramala, un desfile procesional que estuvo encabezada por el párroco Jesús Hernángómez y por las alcaldesas, que este año fueron Milagros Torre Gete y Margarita Cygan Zelinski, una mujer nacida en Chicago (EE.UU) y que reside desde hace 26 años en el pueblo, hoy barrio incorporado de la capital.

A continuación tuvieron lugar los juegos de banderas y escolta de alabardas, arrebatados a los sarracenos en la conquista del Alcázar. Se dice que fueron las mujeres quienes, ataviadas con sus mejores galas, lograron encandilar a los sarracenos para permitir la toma de la fortaleza.

Tras los bailes de las aguederas, se ofició la misa en honor a Santa Águeda y los actos se trasladaron después a la Plaza de las Alcaldesas, donde el concejo de aguederas entregó el título de aguederas honorarias a mujeres como la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrígo Rojo, o la directora teatral Ana Zamora.

Posteriormente se entregaron los dos premios con los que cada año se distingue a alguna persona o institución por su defensa de los derechos de la mujer: el 'Matahombres de Oro' recayó en la escritora y último premio Planeta, Ángeles Caso, quien hoy no pudo estar en Zamarramala por problemas de salud. En su lugar recogió el premio, un alfiler que utilizaban las mujeres para sujetarse las enaguas, la representante de la editorial Planeta Ana D'Atri.

D'Atri leyó unas palabras de Ángeles Caso, en las que la escritora lamentó no estar presente para "disfrutar esa antiquísima toma de poder de las mujeres" aunque reconoció estar "en el corazón". "Me anima a seguir en mi lucha contra la injusticia, especialmente la que afecta a nuestro género", añadió.

El título de 'Ome Bueno y Leal' fue otorgado a la Obra Social de Caja Segovia, recogido por el presidente de la entidad, Atilano Soto, quien reivindicó el mantenimiento de la obra social de las entidades de ahorro en los actuales procesos de integración y fusión porque, según dijo, "son su auténtica razón de ser".

Por último, el presentador de Canal + y colaborador de la Cadena Ser Javier Coronas pronunció un pregón cargado de humor. "Adoro, venero, admiro, deseo a la mujer, hasta tal punto que me pregunto si seré lesbiana", bromeó.

En la fiesta, la Asociación Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia acuñó monedas de cobre, en cuyo anverso aparece el retrato de una alcaldesa y en el reverso los cuatro monumentos más importantes de la ciudad: el Acueducto, la Ceca, la Catedral y el Alcázar. Las monedas fueron lanzadas al público por las alcaldesas.

Otras noticias

Contenido patrocinado