Buscar

Los costarricenses eligen nuevo presidente con una mujer como favorita

AFP
7/02/2010 - 19:25

Los costarricenses acudieron este domingo a las urnas a elegir al sucesor del mandatario Óscar Arias, renovar el Congreso y los gobiernos municipales, en unos comicios en que la candidata oficialista Laura Chinchilla puede convertirse en la primera presidenta de Costa Rica.

Nueve candidatos aspiran a gobernar la democracia más antigua y estable de América Central, en una votación tranquila a la que la heredera política de Arias llega como favorita, escoltada por el populista de derecha Otto Guevara y el centroizquierdista Ottón Solís.

Chinchilla, ex vicepresidenta de Arias, promete continuar su obra, pero niega ser una "marioneta" de su mentor político, uno de los centroamericanos con mayor prestigio en el mundo y Premio Nobel de la Paz, que en su país despierta admiración y recelo, y quien no puede ir a la reelección.

La politóloga de 50 años votó "con mucha ilusión" en Desamparados, en la periferia de San José, "donde reposan los restos de mis abuelos", avivada por seguidores que coreaban: "se oye, se siente, Laura presidente".

En una Centroamérica con países con altas tasas de crímenes y sacudida por un golpe de Estado en Honduras, denuncias de fraude electoral en Nicaragua y acusaciones (falsas) de que el presidente de Guatemala ordenó un asesinato, los comicios de Costa Rica son vistos como ejemplares por unos 200 observadores internacionales que los supervisan.

"Es un proceso electoral bastante sólido, con un comportamiento cívico ejemplar", declaró a la AFP la jefa de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), la colombiana María Emma Mejía.

El Tribunal Supremo de Elecciones informó de que 50 minutos después de abierta la votación funcionaban las 6.617 mesas receptoras de sufragio, en 2.045 locales en el país.

La inseguridad y la economía centraron la campaña, pero no se esperan grandes cambios en el 'Estado de Bienestar' que impera desde la guerra civil de 1948 (tras la cual fue abolido el Ejército), en el país más próspero de América Central.

El mayor temor es que haya una alta abstención, que en los últimos cuatro comicios ha superado el 30%, pues el sufragio no es obligatorio.

Más de 2,8 millones de electores están convocados a votar para renovar además a los 57 miembros del Congreso y los regidores municipales, y los primeros resultados oficiales se esperan hacia las 03H00 GMT del lunes, tres horas después del cierre de las urnas, según el Tribunal de Elecciones.

Si ningún candidato presidencial supera el 40% de los votos válidos, habrá una segunda vuelta el 4 de abril.

Los tres candidatos principales sufragaron por la mañana después de ir a misa, en un país donde el catolicismo sigue siendo la religión oficial y donde los comicios no son custodiados por militares.

Chinchilla y Guevara votaron en la capital y Solís en la ciudad sureña de San Isidro del General.

El Partido Liberación Nacional (PLN) de Arias y Chinchilla, la fuerza dominante desde 1948, es nominalmente socialdemócrata pero tildado de centroderecha por disidentes que se marginaron de él, entre ellos Solís, ex ministro del primer gobierno de Arias (1986-1990).

"Yo tengo fe en Costa Rica", declaró Solís, economista de 55 años y líder del Partido Acción Ciudadana, que postula por tercera vez a la presidencia, igual que Guevara.

"Un triunfo nuestro viene a representar un triunfo de políticas públicas diferentes a las que se han venido aplicando (por la izquierda) en otros países de América Latina", dijo a la AFP Guevara, abogado de 49 años, un ultraliberal reconvertido al populismo y líder del Movimiento Libertario.

Otros seis candidatos con menor apoyo están en la contienda: Luis Fishman, Eugenio Trejos, Óscar López, Mayra González, Walter Muñoz y Rolando Araya. Estos dos últimos suscribieron recientemente un pacto con Solís.

Fishman es abanderado de la Unión Social Cristiana, otro partido tradicional como el PLN, y se lanzó a la campaña a última hora en reemplazo del ex mandatario Rafael Ángel Calderón (1990-1994), quien se marginó tras ser condenado por corrupción.

Otras noticias

Contenido patrocinado