Buscar

Alan Brinkley, de la Universidad de Columbia, señala los precios y la "intervención política" como problemas actuales

9/02/2010 - 21:37

El Rectorado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNÍA), en Sevilla, ha acogido esta tarde la segunda conferencia dentro del ciclo 'La Educación de Excelencia' puesto en marcha el pasado mes de diciembre por la Escuela Andaluza de Economía. En esta ocasión, el invitado a pronunciar la conferencia ha sido Alan Brinkley , vigésimo Provost de la Universidad de Columbia, quien ha dado su visión la excelencia en la universidad americana en una ponencia bajo titulada "La Universidad americana: una perspectiva desde Columbia".

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)

Según ha dicho en la presentación del acto Juan Miguel Salas Tornero, Presidente de la Escuela Andaluza de Economía, con este ciclo se disponen a recoger las mejores prácticas de las Universidades más valoradas a nivel internacional para propiciar la mejora de la calidad y la excelencia en la docencia, fomentar el desarrollo y apostar por una inversión en aquellas actuaciones en el mundo universitario que impulsen el crecimiento y la actividad económica.

Alan Brinkley comenzó su intervención haciendo un breve repaso por la historia del nacimiento de la Universidad americana desde finales del siglo XVIII hasta el actual sistema financiado por el gobierno federal al mismo tiempo que las donaciones privadas.

A partir de ahí, Brinkley ha intentado responder ante el auditorio a una pregunta clave: "¿qué hace que las Universidades americanas sean tan exitosas?". En su opinión, hay diversos factores que explican que las Universidades estadounidenses hayan ganado tantos premios Nobel, aunque los principales son descubrimientos logrados en diversas áreas del saber en las propias aulas, así como la libertad académica de ante "interferencias gubernamentales".

No obstante, Brinkley también ha enunciado algunos de los problemas a los que se enfrenta la Universidad actualmente. Por un lado, habló del elevado coste de la matriculación que, en ocasiones se convierte en prohibitivo y cierra las puertas a muchos estudiantes ; por otro lado, tras el endurecimiento de las políticas ciudadanas después del 11-S, están encontrando "problemas para atraer a estudiantes extranjeros". Por último, apuntó a la intervención "política" en la universidad con el pretexto de las sustanciosas ayudas.

Sin embargo, quizás el principal "problema" en las universidades excelentes sea la elevada inversión que supone construir una Universidad pionera en investigación e innovación. Brinkley habló de dos piezas fundamentales que procuran la excelencia a la Universidad de Columbia: un selectivo sistema de admisión (sólo un 8,9 por ciento de la gente que solicita su ingreso) y un elevado número de estudiantes de diferentes nacionalidades (el diez por ciento de los estudiantes provienen de fuera de Estados Unidos).

LA CLAVE DEL ÉXITO

A pesar de esto, la clave del éxito de Columbia, a su juicio, es un cuidado sistema de estudios de postgrado con potentes programas en distintas áreas de especialización (economía y empresariales, ciencias políticas, psicología, historia, filología inglesa y biología). Brinkley destacó el posicionamiento de Columbia como una Universidad principalmente de postgrado, apoyándose en el dato de que cuenta con 15.000 estudiantes de postgrado frente a 7000 estudiantes universitarios.

Además, entiende que una importante diferencia de la Universidad americana en comparación con la Europea es la amplia gama de actividades extracurriculares.

También destacó el riguroso proceso de captación y fidelización de profesorado. Para finalizar, Brinkley ha enumerado los que son en su opinión los puntos esenciales que procuran el éxito a la Universidad de Columbia: la tradición intelectual, su ubicación en Nueva York, los programas de investigación, los estudiantes, la diversidad y la orientación internacional.

Otras noticias

Contenido patrocinado