Buscar

Toyota admite que debe hacer "mucho más" en materia de seguridad

AFP
23/02/2010 - 16:53

Toyota intentaba este martes retomar la iniciativa en la crisis que la obligó a retirar millones de vehículos del mercado a raíz de problemas de seguridad, antes de una audiencia el miércoles en el Congreso de Estados Unidos a la que asistirá el presidente del grupo acosado por la justicia.

"Reconozco que tenemos que hacer más, mucho más, en respuesta a las cuestiones de seguridad", dijo el presidente de Toyota, Akio Toyoda, en un artículo de opinión publicado en el diario económico The Wall Street Journal. "Tengo claro que estos últimos años no hemos escuchado con la atención debida (o no hemos respondido con la necesaria rapidez) a los temores de los consumidores", agregó.

Toyoda tiene previsto presentarse el miércoles ante una comisión del Congreso de Estados Unidos que analizará los problemas de seguridad detectados en los modelos del primer constructor automotor del mundo.

La Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes realizará una primera audiencia sobre Toyota este martes, mientras que el miércoles la audiencia la llevará a cabo la Comisión de Vigilancia de la Acción Gubernamental.

Los congresistas norteamericanos también citaron a comparecer al ex abogado de Toyota, Dimitrios Biller, quien acusó públicamente al grupo de haber ocultado y destruido pruebas de los defectos hallados en sus vehículos.

Toyota retiró del mercado unos nueve millones de unidades debido a fallos en el acelerador y frenos de varios modelos y analiza una eventual retirada de su popular Corolla por problemas con la dirección.

Los fallos de los vehículos están en el ojo de la huracán tras las querellas judiciales por la muerte de 30 personas en Estados Unidos, que podrían estar relacionadas con los defectos reconocidos. En ese marco, un gran jurado federal norteamericano envió el lunes una rogatoria a Toyota para exigirle documentos sobre esos problemas técnicos, en el marco de la recolección de pruebas para saber si se justifica una inculpación y la apertura de un proceso penal.

Toyota indicó también que había recibido una demanda similar de la parte de la Securities and Exchange Commission (SEC), el regulador bursátil norteamericano.

Por su parte, el ministro japonés de Transportes anunció este martes un incremento de los controles sobre los constructores de automóviles con el fin de evitar un nuevo caso Toyota, catastrófico para la industria nacional. "Es posible que Toyota no nos haya informado de todo en detalle" antes de la crisis de los llamados a revisión, deploró Seiji Maehara en conferencia de prensa. "Vamos a estudiar la manera de reforzar las reglas con el fin de recibir todas las informaciones, incluso las menos relevantes".

En medio de todas estas malas noticias, Toyota pudo al menos anunciar este martes que sus ventas mundiales aumentaron un 15,3% en enero, justo antes de la crisis provocada por las anomalías técnicas. Sin embargo, esta tendencia parece muy difícil de mantenerse en el mes de febrero, vistos todos los problemas que ha acumulado Toyota desde entonces.

Otras noticias

Contenido patrocinado