Buscar

Detenido en Milagro un joven por agredir a agentes de la Policía Foral y por robar cable eléctrico

23/02/2010 - 18:00

La Policía Foral detuvo el domingo a un joven de 25 años, vecino de Milagro e identificado como M.A.C., como presunto autor de un delito de desobediencia, resistencia y agresión a agentes policiales, así como de robo de cable eléctrico. El joven abandonó una furgoneta con tres bobinas al ver a los agentes, y después regresó al lugar y se encaró con los policías, a los que golpeó.

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS)

Según informó el Ejecutivo navarro en un comunicado, agentes de la Policía Foral que se encontraban de servicio en Milagro observaron una furgoneta que circulaba a gran velocidad por el casco urbano de la localidad, y cuando su conductor se percató de la presencia de la patrulla, abandonó el vehículo y huyó del lugar.

Los agentes se acercaron a la furgoneta y vieron en su interior tres bobinas de gran tamaño con cable eléctrico. Poco después el conductor volvió a las inmediaciones y preguntó a los policías qué hacían allí y quién había metido las bobinas en su vehículo que, según dijo, estaba buscándolo tras dejarlo con las llaves puestas.

Su actitud, cada vez más agresiva, pasó a ser amenazante mientras era interrogado por los policías forales, a los que llegó a golpear antes de ser detenido, mostrando una gran resistencia a los agentes. M.A.C. cuenta con numerosos antecedentes, algunos relacionados con delitos contra el patrimonio.

OTRO DETENIDO EN PAMPLONA

Por otra parte, la Policía Foral detuvo el domingo a una persona sobre la que existía una requisitoria por quebrantamiento de condena. En concreto, se trataba de J.F.F.D.S., vecino de Barañáin de 38 años, que fue detenido por la Policía Foral acusado de un delito de quebrantamiento de condena con búsqueda, detención y personación.

Los agentes, que realizaban labores de vigilancia el pasado 21 de febrero en la urbanización Nuevo Artica, en Pamplona, observaron a dos personas que portaban chatarra, y al comprobar su documentación constataron que sobre uno de ellos pesaba una requisitoria del Juzgado de lo Penal nº 1 de Pamplona por un delito de quebrantamiento de condena, con orden de detención y personación en el juzgado. El detenido cuenta con antecedentes por otros hechos delictivos.

Otras noticias

Contenido patrocinado