Buscar

Economía.- Combatir la economía sumergida y el empleo irregular, objetivo este año de la Inspección de Trabajo

23/02/2010 - 18:53

Más de la mitad de las 11.000 inspecciones de trabajo que se practicarán este año en las empresas de la provincia granadina tendrán como objetivo detectar y combatir la economía sumergida y el empleo irregular, según señaló hoy la delegada provincial de Empleo, Marina Martín.

GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de las 11.000 inspecciones de trabajo que se practicarán este año en las empresas de la provincia granadina tendrán como objetivo detectar y combatir la economía sumergida y el empleo irregular, según señaló hoy la delegada provincial de Empleo, Marina Martín.

Durante la presentación del Plan de Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2010, coordinado por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, Martín incidió en que la actual situación económica y social hace que sea una "prioridad" detectar e identificar la economía irregular al tratarse de "uno de los grandes males de nuestra región, por perjudicar a trabajadores, empresarios e impedir la recuperación económica de la provincia".

Así, el Plan de Inspección de Trabajo puesto en marcha este año tiene seis grandes objetivos: hacer aflorar el empleo sumergido; mayor atención a la salud de los trabajadores en los sectores de mayor peso de la provincia; seguimiento de la contratación temporal no causal; vigilancia ante posibles fraudes a la Seguridad Social; respuesta ágil frente a reclamaciones derivadas de la crisis (impago de salarios, despidos, expedientes de regulación de empleo); y control de la eficacia de las medidas de impulso y creación de empleo.

En total, en Granada se realizarán a lo largo de este año 11.021 visitas a empresas (6.674 planificadas y 4.527 a raíz de demandas), "una cifra similar a la del año pasado, con la novedad de que, en esta ocasión, más de la mitad de las actuaciones estarán encaminadas a investigar posibles casos de economía sumergida o abuso laboral de los trabajadores".

Según explicó Marina Martín, "la caída de la siniestralidad laboral en un 30,8%, el declive del sector de la construcción y el nuevo panorama económico han conllevado un cambio en las prioridades de la Inspección de Trabajo, intervenciones que se llevarán a cabo contando con la colaboración del tejido empresarial".

Las actuaciones se dividirán en cuatro grandes bloques. En materia de prevención de riesgos laborales, los inspectores realizarán en Granada 1.858 visitas de oficio, de las que 770 se harán en la construcción (50 en obras Proteja y Memta); 885 en el marco de campañas específicas relacionadas con la agricultura, riesgos psicosociales o trastornos musculoesqueléticos; y 739 en otros sectores. En esta área, Martín ha destacado como novedad que "se investigarán, además de los accidentes laborales mortales y graves, casos de leves y enfermedades profesionales".

RESPUESTA RÁPIDA

El segundo paquete de medidas, en el que se han previsto 663 inspecciones de oficio, está orientado al empleo y las relaciones laborales con la prioridad de dar "una respuesta rápida ante la previsión de posibles denuncias y reclamaciones" relacionadas con las condiciones de trabajo, tipos de contratos, discriminación e igualdad efectiva entre hombres y mujeres, despidos o expedientes de regulación de empleo (ERE).

Por otra parte, se mantendrá la campaña que se desarrolla desde 2005 sobre el fraude en la contratación temporal, con el fin de que las relaciones laborales que se correspondan con puestos de trabajo fijos se suscriban a través de contratos indefinidos.

La tercera línea de actuación se centrará en investigar posibles casos de fraudes a la Seguridad Social, de manera que se han programado 1.379 inspecciones en Granada que vigilarán la correcta aplicación de bonificaciones a la contratación, empresas insolventes con actividad, compatibilización de percepción de prestaciones con trabajo por cuenta propia o ajena o el elevado número de ceses en una misma empresa en los meses de diciembre y junio/julio, entre otros indicadores.

En cuarto y último lugar el plan contempla las medidas para combatir la economía irregular, así como para evitar que se produzcan situaciones de abuso laboral de los trabajadores a fin de garantizar que se respeten y se cumplan tanto las obligaciones como los derechos de los empleados, "dando respuesta a las demandas sindicales". En este sentido, según ha comentado la delegada "por primera vez en Granada la construcción no será el principal objeto de intervención, debido al declive del sector, pasando el grueso (el 59%) de las 2.774 inspecciones previstas a los sectores del comercio y la hostelería.

En 2009 la Inspección de Trabajo realizó más de 11.000 visitas que permitieron ingresar 10.578.474 euros por cuotas de la Seguridad Social no registradas y sacar a la luz 1.783 infracciones. Además, las inspecciones dieron lugar a la transformación de 563 contratos temporales a fijos, además de hacer aflorar y, por tanto que se diesen de alta, 687 trabajadores, 81 de ellos extranjeros.

Otras noticias

Contenido patrocinado