Buscar

Marchas de sindicatos contra el plan de jubilación a los 67 años

AFP
23/02/2010 - 19:29

Varias manifestaciones están previstas este martes por la tarde en las principales ciudades de España en protesta por el proyecto del Gobierno de retrasar la edad de la jubilación de los 65 a los 67 años para garantizar el pago de pensiones a partir de 2030.

Madrid, Barcelona, Valencia y una decena de ciudades más acogerán las marchas, convocadas por los principales sindicatos españoles, Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) bajo el lema 'En defensa de las pensiones, no al retraso de la jubilación, la solución no es recortar la protección social'.

En otras localidades españolas habrá manifestaciones hasta el 6 de marzo.

El objetivo es que el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero "rectifique y dé marcha atrás en su pretensión de retrasar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años", indicó CCOO en un comunicado.

El Ejecutivo presentó esta propuesta en enero y pretende debatirla con los demás partidos políticos antes de su aprobación.

Según el ministerio de Trabajo, la Seguridad Social tendrá fondos para pagar las pensiones de jubilación 2023 y si se utiliza el fondo de reserva, hasta 2030. Actualmente, la Seguridad Social goza de superávit, con unas reservas de 60.000 millones de euros.

"Deseo para España un sistema de protección social o pensiones fuerte, sólido, no sólo para la década, que lo tenemos (...), sino para dentro de 20 ó de 30 años", declaró este martes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. La razón es que "la demografía es uno de los problemas fundamentales que temos como consecuencia del envejecimiento de la población" y de que "España tiene una expectativa de vida mayor", alegó.

El progresivo envejecimiento de la población en Europa y una vida más larga harán que a medio plazo aumente el número de jubilados frente al de trabajadores, que son quienes cotizan a los sistemas de seguridad, del cual salen las pensiones a los que ya no trabajan. Trabajar más años supondrá aumentar las cotizaciones para pagar a esa mayor cantidad de jubilados.

Zapatero aseguró que esta reforma se adoptará "con acuerdo porque es del interés de todos los ciudadanos", y llamó a fuerzas políticas y sindicatos a mantener un debate con "sosiego".

Los sindicatos ya respondieron a su propuesta señalando que esas previsiones son sólo "posibles" y subrayaron que el problema de las pensiones en España lo tiene ahora, ya que son más bajas que en otros países de la Unión Europea (UE).

Además, propusieron que para garantizar la solvencia de la Seguridad Social, se reduzca el número de empleos temporales, ya que los contratos fijos establecen "bases de cotización más sólidas" a la Seguridad Social, y defendieron que los trabajos más "penosos" puedan aplicar la jubilación anticipada.

Según un sondeo, el 84% de los españoles están en contra de trabajar dos años más.

La propuesta del Gobierno se enmarca en un contexto de recesión de la economía española desde finales de 2008 y de un fuerte aumento del desempleo (19% de la población activa) del déficit (11,4% del PIB en 2009) y de la deuda pública previsto del 62,5% del PIB en 2010. Ello sembró el miedo hace unas semanas entre los analistas e inversores extranjeros, mientras el Gobierno reaccionaba anunciando un plan de recorte de gastos de 50.000 millones de euros en tres años.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, declaró en Madrid que el plan español "incentiva" a los países europeos que no lo han hecho todavía "a que promuevan las refomas necesarias para la sostenibilidad de esos sistemas" sociales, "de manera responsable y con diálogo social".

Asimismo, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, estimó este martes en Madrid que los cambios para aumentar la edad de jubilación son "más necesarios que nunca" y servirán para tranquilizar a los mercados.

Contenido patrocinado

Otras noticias