Buscar

Mahmud Abas denuncia una "provocación" de Israel por los lugares santos

AFP
23/02/2010 - 21:02

El presidente palestino, Mahmud Abas, calificó este martes de "provocación" la decisión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de inscribir en el patrimonio de su país dos sitios sagrados en Hebrón y Belén.

"La Unión Europea entiende la verdadera naturaleza de esta provocación israelí", declaró Abas, al ser preguntado sobre el tema durante una conferencia de prensa en Bruselas, tras un encuentro con el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek. Los europeos "saben que una provocación como esta no puede contribuir de forma positiva a que se mantenga el proceso de paz", añadió.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, desencadenó una ola de protestas al anunciar el domingo su intención de incluir la Tumba de Raquel, en Belén, y la Tumba de los Patriarcas, en Hebrón, en la lista de patrimonio de lugares históricos de Israel.

La Tumba de Raquel, donde según la tradición está sepultada la matriarca bíblica Raquel, es un lugar santo judío. Supone un enclave israelí en la ciudad autónoma palestina de Belén, cerca de Jerusalén.

La Tumba de los Patriarcas (de la Biblia) en Hebrón -la Mezquita de Ibrahim (nombre musulmán de Abraham) para el islam- es un lugar santo a la vez judío y musulmán. Se encuentra en Hebrón, en el sur de Cisjordania. El lugar está dividido en dos partes, una para los fieles musulmanes y otra para los peregrinos judíos, desde la masacre de 29 creyentes palestinos en una sala de rezo a manos de un colono israelí en 1994.

Por su parte, el jefe del gobierno de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, llamó este martes a los palestinos de Cisjordania a "levantarse" para defender los santos lugares. "El pueblo palestino debe levantarse ante la ocupación israelí y romper sus cadenas en respuesta a esta decisión", declaró Haniyeh a la prensa en Gaza. El proyecto anunciado por Benjamin Netanyahu "quiere erradicar nuestra identidad, alterar nuestros monumentos islámicos y robar nuestra historia", según el responsable del movimiento islamista palestino.

El anuncio de Netanyahu ya provocó protestas el lunes en Hebrón, en el sur de Cisjordania, y este martes en Belén, al sur de Jerusalén.

"Llamamos a la comunidad internacional a cuestionar esta decisión ilegal. La decisión israelí es una provocación para los musulmanes del mundo y para los palestinos en particular", declaró a la AFP el principal negociador palestino, Saeb Erakat.

Egipto y Jordania, los dos países árabes de la región que han firmado tratados de paz con Israel, así como Siria, han criticado la decisión. El coordinador de la ONU para el proceso de paz, Robert Serry, se ha dicho "inquieto".

Contenido patrocinado

Otras noticias