Buscar

TSJA rechaza suspender el POTLA en Algarrobico al no ver "peligro de desastre ecológico inminente"

20/03/2010 - 11:25

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) rechazó suspender cautelarmente el Plan de Ordenación del Territorio del Levante almeriense (POTLA) al considerar que no está constatado que la herramienta diseñada por la Junta pueda suponer un peligro de desastre ecológico "inminente, real y efectivo" frente a lo que sostiene Ecologistas en Acción con respecto a lo que prevé en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras, y la pedanía cuevana de Palomares.

ALMERÍA, 20 (EUROPA PRESS)

El auto dictado por el Alto Tribunal andaluz, dictado el pasado día 16 y al que tuvo acceso Europa Press, desestima la solicitud del colectivo conservacionista, que presentó recurso contencioso-administrativo contra un plan que, según aseguran, trata de "legalizar" proyectos urbanísticos tan "groseramente ilegales" como el hotel de Azata del Sol mediante la creación de la figura de Zona de Reserva Residencial y Turística al norte del municipio de Carboneras.

La sala reprocha además a Ecologistas en Acción el que dejase transcurrir "un prolongado espacio temporal" desde que el POTLA entró en vigor en marzo de 2009 ya que "no pidió la suspensión hasta la formulación de la demanda" al tiempo que reitera que, en el "presente estado de las actuaciones", no existen "razones objetivas que hagan pensar que con la nueva normativa se modificará el espacio físico o se retrocederá en la protección del mismo".

En referencia a la pedanía de Palomares, en Cuevas del Almanzora, sobre la que el colectivo pedía la suspensión cautelar en lo referente a las zonas contaminadas por el accidente de un bombardero nuclear de EEUU en 1966, el Alto Tribunal apunta que el Plan impugnado "clasificará como suelo no urbanizable de especial protección" por afección radiológica los terrenos con residuos, por lo que "no contribuye en modo alguno a un inmediato desarrollo urbanístico de la zona".

"Las disposiciones del POTLA --ahonda-- tienen el carácter de directrices, por lo que no existen razones de urgencia que obliguen a la adopción de la medida cautelar no apreciándose el riesgo de que la tutela judicial que se realice a través de la sentencia que ponga fin al proceso judicial resulte ineficaz de no adoptarse la medida cautelar".

'Ecologistas en Acción' se opone fundamentalmente a siete de las disposiciones de este instrumento de planeamiento urbanístico de "rango superior" sobre el urbanismo en Carboneras y en los suelos adyacentes a donde se levanta el hotel de Azata del Sol.

TRES SECTORES EN EL ALGARROBICO

Así, critica que el POTLA clasifica como urbanizables los terrenos que rodean tres sectores en el Algarrobico que el Ayuntamiento pretende desarrollar pese a estar dentro de los límites del parque natural Cabo de Gata-Níjar, lo que supone "soslayar" el cumplimiento de la LOUA que prohíbe fomentar la creación de nuevos núcleos urbanos de población.

En concreto, sostiene que se trata de acercar los tres sectores al centro del municipio de Carboneras, del que están separados por varios kilómetros, y, por tanto, de "legalizar" los proyectos "ilegalizables por las vías habituales" en el Algarrobico y en otra zona conocida como el Canillar, propiedad de la misma mercantil que promovió el polémico hotel ya que posee todos los terrenos que integran la zona conocida como La Galera.

En el caso de Vera y Cuevas del Almanzora , estima que el plan "obvia" las instrucciones emitidas por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) en 2007 acerca de los terrenos contaminados radioactivamente en la barriada de Palomares tras la caída accidental de en 1966 de dos de las cuatro bombas termonucleares que transportaba un bombardero de EEUU.

Señala Ecologistas en Acción que los dos consistorios "tienen intención de urbanizar los suelos contaminados" en Sierra Almagrera mientras que el POTLA adolece de "inconcreción y ambigüedad" al calificar los suelos "tratando de disimular el problema en lugar --ahonda el recurso-- de advertir con caracteres destacados e indubitados sobre el peligro que encierra construir en una zona sumamente peligrosa donde se levantaría polvo cargado de plutonio poniendo en peligro vidas humanas".

Otras noticias

Contenido patrocinado