Buscar

Más de 2.000 niños y jóvenes visitan el Seminario de Málaga para descubrir cuál es la función de un sacerdote

20/03/2010 - 11:27

La Catedral acoge mañana una eucaristía en la que se celebra una colecta para esta institución que forma a los futuros curas

MÁLAGA, 20 (EUROPA PRESS)

Más de 2.000 niños y jóvenes de colegios e institutos de Málaga han pasado durante esta semana por el Seminario Diocesano con el objetivo de transmitirles cuál es la función, en la actualidad, de un cura, dentro de la campaña desarrollada con ocasión del 'Día del Seminario', que, bajo el lema 'El sacerdote, testigo de la misericordia de Dios', se celebró ayer, festividad de San José, y que culminará mañana domingo con una misa en la Catedral.

Así, desde el pasado día 13 y hasta hoy sábado niños y jóvenes de diferentes puntos de la provincia han visitado el Seminario Diocesano de Málaga en su jornada de puertas abiertas, denominada 'Venid y lo veréis', según informó el responsable de medios de comunicación de esta institución, Jesús David Hurtado.

De igual modo, seminaristas se repartieron por toda la provincia, además de la Ciudad Autónoma de Melilla, para dar a conocer la realidad del Seminario, qué es la vocación al sacerdocio y el estilo de vida que conlleva, visitando para ello colegios, institutos y parroquias.

"Queremos dirigirnos a los jóvenes para establecer un diálogo con ellos y que vean que ser cura sí tiene sentido en la vida, que es una opción más y que somos personas normales", manifestó a Europa Press Hurtado, quien añadió que con esta campaña se pretende sobre todo "dar a conocer lo que hacemos en el Seminario y ofrecer una imagen de la Iglesia joven y comprometida".

Esta experiencia de puertas abiertas comenzó en 1997 con motivo del 400 aniversario de la institución del Seminario, constituida en el siglo XVI, y, dados los buenos resultados, ya se ha convertido en una tradición.

Por otra parte, los jóvenes del Seminario Menor, unos 90, de entre 12 y 18 años, tienen convivencias mensuales de un fin de semana y de ocho días en verano, tiempo durante el que desarrollan talleres para, entre otros aspectos, descubrir a Dios en sus vidas, de cara sobre todo a cuando tengan que elegir en el futuro qué quieren ser; saber qué es ser cura, o simplemente conocer la historia de esta entidad. Normalmente, todos los años suele pasar un chico del Menor al Mayor.

Durante la Eucaristía de mañana en la Catedral se celebrará una colecta especial pro Seminario, que costea el 56,28 por ciento de los gastos de esta institución. Esta cifra, sumada a las aportaciones de fundaciones y a los donativos directos, alcanza un porcentaje del 75,23 por ciento. El Fondo Común Interdiocesano aporta un 8,84 por ciento de los ingresos y el Obispado, un 3,5 por ciento. Las becas que reciben los seminaristas constituyen un 8,77 por ciento.

La colecta del año pasado consiguió recaudar más de 187.000 euros. Los donativos se pueden realizar de forma directa en el Seminario, mediante un ingreso en el número de cuenta de Unicaja 2103 0280 46 0030000240, o a través de la parroquia, indicando al sacerdote el destino de la donación.

SEMINARISTAS

En el Seminario Mayor de Málaga hay 18 estudiantes de Filosofía y Teología, de los que uno es de México y otro de Venezuela, según Hurtado. La edad media es de unos 27 años y, en general, sí se ha notado un descenso en el número de personas que ingresan en el Seminario Mayor. Como explicó, "de los 30 que había cuando yo llegué aquí hace siete años, hemos pasado a los 18 de ahora".

La mayoría de los seminaristas llegaron al Seminario Mayor con una carrera universitaria o una trayectoria laboral anterior. Actualmente, hay tres alumnos que se encuentran en el curso introductorio, que sirve de "puente entre lo que se estaba haciendo antes de entrar aquí y el nuevo ritmo de estudio y de vida"; dos en primero; otros dos en segundo; tres en tercero; tres en cuarto, y cinco en sexto.

Contenido patrocinado

Otras noticias