Buscar

Venta ambulante registra pérdidas de un 80% y cifra 41 días sin trabajar en tres meses

20/03/2010 - 11:27

Sector pedirá en ayuntamientos de la costa que tengan en cuenta la imposibilidad de ventas y "realicen alguna rebaja" en la licencia

Sector pedirá en ayuntamientos de la costa que tengan en cuenta la imposibilidad de ventas y "realicen alguna rebaja" en la licencia

HUELVA, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Provincial de Profesional del Comercio Ambulante de Huelva, José Juan Ayora, afirmó hoy que debido al temporal que ha azotado la provincia en los tres últimos meses, el sector ha registrado unas pérdidas de hasta "un 80 por ciento" respecto a lo recaudado en ese mismo periodo en 2009, ya que por las intensas precipitaciones han estado sin poder trabajar "unos 41 días" desde el mes de diciembre hasta el mes de febrero.

En declaraciones a Europa Press, Ayora precisó que debido al temporal en el mes de diciembre el sector contabilizó unos 14 días perdidos porque fue "imposible" montar los puestos del mercadillo. Sin embargo, en enero los días sin poder vender fueron diez y febrero, fue el periodo donde más días se registraron con 17.

Por ello, la Asociación Provincial de Profesional del Comercio Ambulante de Huelva, adscrita a la Confederación de Empresas Pequeñas y Autónomos de Andalucía (Cempe-A), ha presentado sobre todo en los ayuntamientos de la Costa, como Isla Cristina, Punta Umbría, Cartaya, Lepe o Ayamonte, entre otros, un escrito para que los consistorios tengan en cuenta la imposibilidad de ventas y por tanto "realicen alguna rebaja en el pago mensual que realizan los vendedores ambulantes por la licencia para poner sus puestos".

Asimismo, Ayora añadió que en la provincia de Huelva hay registrados unos 200 vendedores ambulantes, aunque puntualizó que en la zona trabajan también vendedores procedentes de Sevilla, Cádiz o Córdoba, e incluso de otras regiones del país durante el verano.

En concreto, el portavoz del sector precisó que en diciembre de 2009 las ganancias medias rondaban "los 3.000 euros", mientras que en ese mismo mes en 2008 se dobló esa cantidad con beneficios de "más de 6.000 euros".

La crisis y las malas condiciones climatológicas son los factores principales de este descenso de las ventas, ya que como explicó el presidente de la Federación para la Promoción y Desarrollo del Comercio Ambulante en Andalucía (Fepdeca), Francisco Martí, las pérdidas durante el año en comparación con 2008 eran de un "40 por ciento" pero con el temporal "se han agravado".

Por su parte, Ayora hizo hincapié en la importancia de que el tiempo dé una tregua para "poder recuperar poco a poco todas las pérdidas e intentar aumentar las ventas", indicando además que los días que no pueden vender "hay que seguir realizando los pagos por la licencia de los puestos, la seguridad social o las gastos de desplazamiento", entre otros.

En esta línea, Martí puntualizó que el vendedor ambulante abona una media de entre unos 60 y 90 euros mensuales a cada municipio en los que trabaja, unos 260 euros mensuales en concepto de Seguridad Social, a lo que hay que sumar los gastos de desplazamiento o las revisiones de las furgonetas, entre otros.

"SIN PODER CUBRIR GASTOS"

Por otro lado, Ayora matizó que con este descenso de las ventas no se pueden "ni cubrir los gastos", así como avanzó que debido a las pérdidas será "muy complicado poder comprar la mercancía para la nueva temporada". Por ello, confió en que las condiciones climatológicas mejoren, aunque este fin de semana están previstas ciertas precipitaciones por lo que se trata "de una época muy dura" para el sector.

En este sentido, el presidente de Fepdceca precisó que en los mercadillos hay "poco margen de beneficios" debido a que se trata de la plataforma comercial "más agresiva" por la "gran" competitividad de precios que hay entre unos puestos y otros, indicando además que el sector es "el peor mirado de la cadena y el que cuenta con menos derechos del comercio minorista".

NORMATIVA EUROPEA

Además, otra de las 'amenazas' del sector es la aplicación de la Directiva de Servicios de la Unión Europea (UE), más conocida como Bolkestein, porque según explicaron ambos representantes, prohíbe que la antigüedad sea un elemento a puntuar a la hora de la renovación de las licencias, lo que puede provocar que "te toque el pueblo donde antes tenía licencia o no, o que pierda mercadillos a los que antes acudía", puntualizó Ayora.

"No es lo mismo una plaza en un municipio que en otro y tampoco es justo que las autorizaciones municipales se renueven cada año y por sorteo", insistió.

Ante esto, el presidente de la Asociación Provincial de Profesional del Comercio Ambulante de Huelva, José Juan Ayora, indicó que el sector está dispuesto a iniciar de nuevo movilizaciones en contra de esta normativa.

Contenido patrocinado

Otras noticias