Buscar

Francia continúa la búsqueda de etarras después de la frustrada identificación en un vídeo

EFE
20/03/2010 - 11:38

París, 20 mar (EFE).- Francia continúa la búsqueda de los etarras que mataron a un policía galo el pasado martes, tras la difusión de un vídeo con presuntos miembros de la banda que resultaron ser, en realidad, bomberos catalanes.

Las autoridades galas habían confiado en que la distribución de imágenes tomadas en un hipermercado pudiera servir para identificar a los etarras que mataron el martes pasado a un policía al sureste de París, pero horas después de la difusión admitieron que no fue posible.

Las personas que aparecen en ese vídeo son en realidad bomberos catalanes de vacaciones en la zona donde un comando etarra robó varios coches y mató, por primera vez en la historia de ETA, a un agente de la seguridad del Estado francés.

"El aviso a la población ha funcionado", aseguraron a Efe fuentes de la investigación, que dijeron que el objetivo era precisamente excluir pistas.

Los bomberos se encontraban en el departamento de Seine et Marne para hacer actividades de escalada y fueron interrogados después de que ellos mismos se comunicaran con las autoridades catalanas.

El mensaje fue transmitido anoche a las autoridades policiales francesas, quienes se pusieron en contacto con los bomberos que aparecen en el vídeo.

La alerta sobre las identidades de las personas que aparecen en el vídeo fue transmitida a los responsables de la investigación por el Centro de Cooperación Policial y Aduanera de la localidad fronteriza de Hendaya (suroeste de Francia), agregaron las fuentes.

Posteriormente, se localizó la dirección en la que se alojaban los bomberos catalanes, quienes se desplazaron esta misma mañana a Melun (departamento de Seine et Marne, al sureste de París), para ser interrogados.

En cuanto a la difusión del vídeo, las fuentes francesas consideran que "es un paso más en el proceso al que estamos obligados" para avanzar en la investigación para identificar a los autores del asesinato del agente Jean-Serge Nérin, muerto el martes pasado en Dammery-les-Lys.

"Es la mejor forma de confirmar las identificaciones, mediante la difusión en Francia y España" de esas imágenes u otras que ayuden a capturar a los miembros del comando etarra que protagonizó el robo de vehículos en esa localidad y que causó la muerte del policía.

Pero el llamamiento a la población para que ayude a identificar a los miembros del comando etarra "sigue en pie, aunque no la parte del vídeo", reconocieron las fuentes.

Ahora los esfuerzos se centran en localizar a Arkaitz Aguirregabiria del Barrio, de 27 años, identificado por las autoridades galas como un "alto responsable del aparato militar de la organización terrorista".

A este miembro de ETA le han identificado "varios testigos", por lo que se continúa con la búsqueda tanto de él como de los otros miembros del grupo de etarras, entre los que había una mujer, recordaron hoy las fuentes francesas.

Aguirregabiria del Barrio tiene en España una orden de busca y captura desde enero de 2008 acusado de un delito de violencia callejera.

El 18 de enero de 2008, la Audiencia Nacional española ordenó su detención e ingreso en prisión, al no presentarse al juicio que se iba a celebrar contra él por la colocación, el 23 de julio de 2005, de un artefacto que no llegó a hacer explosión en la puerta de la Casa del Pueblo -sede socialista- de la localidad vizcaína de Derio.

Se mantiene además el rastreo de los dos vehículos utilizados por los etarras -un Renault "Espace" y un Citroën C4- que aún no han sido localizados, después de que se consiguiera recuperar los robados en un concesionario de automóviles de segunda mano de Dammery-les-Lys.

De momento, el único detenido, Joseba Fernández Aspurz, alias "El Guindi", permanece en las dependencias de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) en Levallois-Perret, al noroeste de París, a la espera de pasar a disposición judicial.

Su transferencia al Tribunal de París, competente en materia antiterrorista, está previsto que se produzca hoy mismo, al final del período máximo de cuatro días durante los cuales puede ser interrogado por la policía antes de su entrega a la Justicia.

Otras noticias

Contenido patrocinado