Buscar

Anxo Lorenzo ve "bastante maduro" el decreto y rechaza cambiar porcentajes si se reduce la competencia en algún idioma

20/03/2010 - 13:20

Considera que "no hay contradicción" sobre los libros de texto y aclara que se redactarán en el idioma de las materias, como "dice el decreto" Critica que "se está instrumentalizando políticamente" y considera que el texto es asumible por "el Partido Socialista" y "una parte del BNG"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS)

El texto del proyecto de decreto del plurilingüismo en la enseñanza no universitaria está "bastante maduro" y "aquilatado" de cara a su redacción definitiva. Así lo consideró el secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, sobre un texto que ve como una "propuesta coherente" y "realista" para la consecución de un "equilibrio" entre gallego y castellano en los centros educativos, que estará "fijado" y garantizado en la nueva norma.

En concreto, Lorenzo aclaró, en una entrevista concedida a Europa Press, que el documento que sustituirá al impulsado en 2007 por el bipartito va en la "dirección de garantizar el conocimiento de las lenguas oficiales y, además, introducir ya el horizonte de las lenguas extranjeras".

Dicho equilibrio de ambas lenguas se mantendrá a pesar de que las pruebas de evaluación de competencias en idiomas, que se prevén para las etapas de primaria y secundaria, constaten una reducción del conocimiento en castellano o gallego. De este modo, señaló que se estudiarán otras vías, junto "con los centros educativos", para "ver como mejorar esos procesos de aprendizaje" en caso de registrarse un retroceso.

A pesar de ello, Lorenzo recordó que el documento no estará "totalmente cerrado" hasta su publicación en el Diario Oficial de Galicia y que previamente deberá pasar por la Mesa Sectorial de Educación (25 de marzo), el Consello Escolar (7 de abril), el Consello Consultivo y el Consello de Goberno. "Entonces, vamos esperar a ver las propuestas de los sindicatos", dijo.

CRITERIOS PARA LAS TRONCALES

Uno de los cambios introducidos en el nuevo documento respecto al texto de bases presentado el 30 de diciembre se corresponde con la adscripción lingüística de determinadas materias. Así, en primaria se establecerá por decreto la impartición en gallego de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural, mientras que Matemáticas se impartirá en castellano. En el caso de secundaria, las asignaturas de Ciencias Sociales, Geografía e Historia; Ciencias de la Naturaleza; y Biología y Geología, se impartirán en gallego; mientras que Matemáticas, Tecnología y Física y Química serán en castellano.

En base a ello, Lorenzo negó que se elimine al gallego del ámbito científico-técnico y recordó que "hay 30 años de tradición" en impartir Conocimiento del Medio en gallego, por lo que "no tenía sentido" un cambio. Así, se decidió que "las materias determinadas por decreto sean las instrumentales" y, a partir de ahí, "establecer un criterio de peso" para ambos idiomas y cuantitativamente "muy similar".

"Consideramos que es una manera de cumplir con nuestra responsabilidad y no trasladar más dificultades de gestión a los centros", añadió, tras defender que se deje "una puerta abierta" a que las familias "intervengan" y puedan modificar dicha adscripción lingüística "cada cuatro años", sin suponer "ningún problema" de gestión u organizativo en las escuelas.

LIBROS DE TEXTO

Asimismo, el responsable de Política Lingüística aseguró que "no hay contradicción ninguna" entre los miembros de la Consellería de Educación respecto la lengua de los libros de texto y recordó que el proyecto de decreto, aunque todavía "no está aprobado", establece que "las materias van a tener el libro oficial en el idioma en el que se imparta" la clase. "Nosotros lo que decimos es que si alguien quiere comprar el libro en la otra lengua oficial para utilizar en casa, pueden hacerlo", matizó.

Lorenzo criticó también que se está "sobredimensionando" la posibilidad de que el alumno pueda utilizar en el aula "la lengua con la que se sienta más cómodo", aunque incidió en que el objetivo es que el estudiante utilice la lengua de la materia, el docente fomente dicho uso y que las familias colaboren en la tarea "como forma de adquisición de competencias". "Ese es el escenario lógico", admitió.

Por ello, ante las llamadas a la desobediencia del decreto por parte de los sindicatos CIG-Ensino y STEG, apeló a la responsabilidad del profesorado gallego, que "sabe lo que tiene que hacer" en lo que califica como "un escenario claro".

"Cada quien tiene que cumplir lo que diga el decreto, no debería haber mayor conflictividad", dijo, tras recordar que los centros tuvieron que incrementar la enseñanza en gallego a partir del decreto de 2007 y "no pasó nada". "¿El sistema educativo gallego sufrió el crack del 29? Pues no".

ASUMIBLE POR LA OPOSICIÓN

Por otro lado, Lorenzo aseguró que la elaboración del texto fue "un trabajo colectivo" de Consellería, Gobierno y de partido, por lo que atribuyó posibles presiones que a que "todo el mundo quiere tener el mejor decreto posible". "No es echar balones fuera, es reconocer la realidad. No me importa apropiarme del decreto", dijo, tras aclarar que recoge "modificaciones" y "se tuvo mucho en cuenta" de las aportaciones recogidas por las diferentes entidades que participaron en la ronda de contactos, celebrada a comienzos de año.

En este marco, se mostró "partidario" de que "haya el máximo consenso posible" en "la propuesta que está sobre la mesa", que consideró "asumible, no sólo por el partido que lo hace, que es el Partido Popular, sino también por el Partido Socialista e incluso de una parte del BNG".

Sobre las posibilidades de negociarlo junto con la oposición, lamentó que "en el consenso se insiste cuando se percibe que hay interlocutores dispuestos a hablar" y que, ni el PSdeG ni el BNG, "tienen intención".

"Se está instrumentalizando partidariamente", aseveró, para después instar al secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez a sentarse "en una mesa" si está "de acuerdo" en asentar un equilibrio entre las lenguas. "¿Por qué no podemos sentarnos? Porque en cada debate cambia de opinión", señaló.

Así, recordó a ambos partidos que "la responsabilidad de hacer un decreto es del Gobierno" que es quien "fija un calendario". "No la oposición", sentenció.

PRIMERA CONSULTA

Lorenzo aseguró, por otra parte, que todavía no está decidido si se realizarán las primeras consultas a las familias durante este año, ya que dicho proceso se regulará "mediante una orden" que impulsará el departamento autonómico. "No podemos anunciar nada del desarrollo del decreto mientras no está aprobado", señaló.

Del mismo modo se refirió al Plan del plurilingüismo que impulsará la Consellería "antes de final de este curso" y en el que se introducirán "medidas para centros educativos, profesorado y alumnado" además de "objetivos e indicadores a cumplir" a "medio plazo", respecto a la introducción de las lenguas extranjeras en la impartición de las clases.

Así, en el caso de las materias que "están fijadas por decreto", si algún centro quiere impartirlas en inglés "podrá hacerlo" siempre y cuando presente su proyecto y "pida autorización", aunque las familias deberán "expresar su opinión favorable".

Sobre el rechazo de sindicatos y de ANPAs de centros públicos al carácter vinculante de la consulta, Lorenzo instó a "entender que las familias deben tener un papel muy directo en las cuestiones educativas" y lingüísticas. "Creo que es perfectamente defendible", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias