Buscar

DESTACAMOS
Joaquín Sabina, ingresado en un hospital de Madrid por un problema circulatorio

El Ayuntamiento retira 7.200 toneladas de residuos durante la semana fallera, 300 menos que el año pasado

20/03/2010 - 14:25

Unos 1.400 trabajadores diarios se encargan de recoger los residuos y de limpiar las manchas de aceite de los puestos de buñuelos y churros

VALENCIA, 20 (EUROPA PRESS)

El concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Valencia, Ramón Isidro Sanchis, informó hoy de que el consistorio ha retirado, durante toda la semana fallera, 7.200 toneladas de basura, frente a las 7.500 toneladas del pasado 2009, entre restos de los monumentos quemados y desperdicios.

Sanchis realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en la que valoró el dispositivo especial del consistorio con motivo de las fiestas, que valoró como "positivo" e incluye los servicios de limpieza, seguridad y transporte público, y dio por terminadas las labores extraordinarias de la operación.

Según el concejal, "a las 7.00 horas la ciudad ya estaba casi como en un día normal. Las principales vías de gran trafico ya estaban en perfectas condiciones, las cenizas habían desaparecido". En este sentido, al ser preguntado por al situación actual de la urbe, Sanchis comentó que "la normalidad ya existe porque hay accesibilidad en todas las calles, solo falta una segunda o tercera pasada de las barredoras para recoger los últimos residuos".

Este operativo ha empleado a 1.400 trabajadores diarios encargados, además de la recogida de residuos de las calles, del vaciado de papeleras, realizado de cinco a 20 veces al día, del baldeo en el centro de la ciudad para disolver "el azúcar de los refrescos derramados que volvían resbaladizo el pavimento" y de la limpieza de las manchas de aceite de los puestos de buñuelos y churros, que han pasado de 146 en 2009 a 156 en este año.

En concreto, durante la noche de la 'cremà', último acto de la semana fallera, se recogieron 2.800 toneladas de ceniza, gracias al refuerzo del dispositivo especial llevado a cabo por 422 operarios acompañados por 227 vehículos.

ACTITUDES "POCO CÍVICAS"

Por otra parte, el concejal hizo especial hincapié en la quema de contenedores y el destrozo de papeleras y baños portátiles durante la 'Nit del Foc' y la 'Cremà', así como a las "actitudes poco cívicas, sensibles y respetuosas" de aquéllos ciudadanos "que realizaron sus necesidades en calles del centro histórico, en cualquier sitio, en lugar de utilizar los urinarios públicos situados en puntos estratégicos, lo cuál ha sido bastante desagradable". A su juicio, de esta forma, se perjudicó al dispositivo de sanidad "que hubiera dado un buen resultado en otras circunstancias".

En concreto, han quedado dañadas 1.137 papeleras y 100 contenedores. En este sentido, el concejal recordó que al Ayuntamiento "y a todos los ciudadanos con sus impuestos" cada contenedor les cuesta entre 1.100 y 1.200 euros, por lo que "no había ninguna necesidad de jugar al fútbol con las papeleras ni de quemar contenedores". A este respecto, el responsable de Medio Ambiente también comentó que con el importe total de los contenedores dañados se podría construir "por ejemplo, un centro para mayores".

Acerca de la cuestión sobre posibles detenciones a estas personas, el concejal respondió que es "difícil controlarlas porque dejan un petardo encendido en las infraestructuras y cuando explota ya se han ido".

Sanchis comentó sentirse "indignado" por algunos grupos de ciudadanos "jóvenes y no tan jóvenes" a los que "se les llena la boca exigiendo al Ayuntamiento que cuide el Medio Ambiente y luego a ellos les importa un comino y castigan el Centro Histórico".

"El esfuerzo que Sanidad ha hecho para instalar sanitarios en la vía pública ha hecho su papel, pero menos que si este colectivo hubiera respetado la ciudad", subrayó.

BOLSAS PARA LAS COMISIONES

El concejal también hizo referencia a la colaboración entre el Ayuntamiento, la Junta Central Fallera y a las comisiones, que participaron en la recogida de sus propios desperdicios con las 100 bolsas que el consistorio repartió en cada asociación, continuando "un experimentó que empezó el año pasado". Esta iniciativa, que Sanchis se comprometió a "fomentar para el año que viene", permitió recoger 150.000 kilogramos de residuos en zonas a los que los camiones de limpieza tenían un difícil acceso.

Respecto a la posible relación entre el descenso de visitantes y la disminución de la basura acumulada, el concejal argumento que "han habido muchos visitantes, pero los ciudadanos cada vez se sensibilizan más y utilizan los contenedores y papeleras". No obstante, subrayó que "todavía queda mucho por hace y mucho por exigir a la ciudadanía".

Por otra parte, cuando fue inquirido sobre la situación de parques, árboles y jardines tras los eventos falleros, el concejal contestó que "sólo se han producido daños en los céspedes de Glorieta, Parterre y la zona el antiguo cauce del Túria , pero no en árboles ni en grandes arbustos".

En cuanto a las zonas con mayor afluencia de ciudadanos y, al mismo tiempo de acumulación de residuos, Sanchis destacó las áreas de Blanquerías, Glorieta, la Plaza Alfonso el Magnánimo y el barrio de El Carmen, donde, en sus propias palabras, "hoy a las 7.00 horas aún quedaban personas de juerga, lo que ha hecho que se retrasara la actividad de limpieza de la zona para evitar enfrentamientos con gente que no se controla a sí misma".

Por último, Sanchis subrayó que los visitantes de otras ciudades o países "se han llevado una buena impresión al ver cómo de un día para otro las calles aparecían limpias".

MATERIAL PIROTÉCNICO

Por otra parte, el Ayuntamiento de Valencia se incautó de un total de 39.701 unidades de material piroctécnico, frente a las 213.619 del 2009. Asimismo, inspeccionó 153 locales e impuso nueve denuncias relacionadas con este tipo de material.

Otras noticias

Contenido patrocinado