Buscar

Ipar Kutxa pretende mantener este año el beneficio de 13 millones de euros logrado en 2009, un 5% menos que en 2008

20/03/2010 - 15:06

Desea incrementar la actividad crediticia en torno al 5%, manteniendo el ratio de solvencia en el 15%

BILBAO, 20 (EUROPA PRESS)

Ipar Kutxa se marco hoy unos objetivos "ambiciosos" para el presente año, como son mantener, en un contexto de fuerte caída de los resultados en el sector financiero, los 13 millones de beneficio neto obtenidos en el 2009, lo que supuso un caída del 5 por ciento respecto a los del 2008.

Además, pretende incrementar la actividad crediticia en torno al 5 por ciento, manteniendo el ratio de solvencia en el 15 por ciento; aumentar los recursos intermediados (depósitos, fondos de inversión y EPSV) en un 10 por ciento, manteniendo la liquidez de la caja por encima del 10 por ciento.

La caja de ahorros celebró esta mañana en el Palacio Euskalduna de Bilbao su Asamblea General, que procedió al examen y aprobación de las cuentas anuales referidas al ejercicio 2009. En el transcurso de la misma, el director general de la entidad, Carlos Osés, valoró los resultados obtenidos en el contexto de la grave crisis económica, y avanzó el plan de negocio 2010, en un escenario que sigue sometido a "serias incertidumbres".

El director general de Ipar Kutxa explicó a la Asamblea que el resultado obtenido en 2009 (13 millones de beneficio neto, un 5% menos que en 2008) puede ser considerado "prudentemente positivo" tras haberse superado el pasado año "la fase más aguda de la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial".

A pesar de haber quedado atrás lo peor de la recesión mundial, Carlos Osés se mostró convencido de que "la salida de la crisis será desigual" en función de países y sectores, y avanzó para 2010 una previsión de crecimiento del 0,1 por ciento del PIB en la CAPV, y una caída del 0,6 por ciento en el conjunto del Estado.

Junto a la situación económica general, Osés subrayó la necesidad de reestructurar el sector financiero, y advirtió acerca del "severo" cambio regulatorio que está por llegar, con mayores requerimientos, reglas más estrictas, nuevas normas de gestión de la liquidez y de los riesgos o nuevas instituciones de control, así como baja actividad bancaria, presión sobre los márgenes y deterioro de los activos.

CONTENCIÓN DE GASTOS Y DE LA MOROSIDAD

En cuanto a la valoración de los resultados de la Caja en 2009, su director general destacó que son "comparativamente satisfactorios" si se ponen en relación con los del conjunto del sector bancario. Así, el beneficio neto de 13 millones supuso una reducción del 5 por ciento respecto a 2008, frente a una media del 27 por ciento para el conjunto de las entidades de crédito.

El aumento de la actividad bancaria, y singularmente de los créditos a familias y empresas (4,25% más que en 2008) contrasta igualmente con la media del sector, que cerró el año con una reducción del 2 por ciento.

Los préstamos a empresas crecieron en más de un 30 por ciento en 2009, e Ipar Kutxa se sitúa en cuarto lugar -sobre un total de 19 entidades- en el ranking de préstamos de liquidez convenidos con el Gobierno vasco (con una cuota del 8% del total de concesiones).

Los recursos gestionados por la cooperativa de crédito vasca en el sector privado se incrementaron el año pasado en un 8,7 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 2.193 millones de euros. De ellos, 150 millones corresponden a fondos de inversión (un 13,7% más que en 2008), y algo más de 200 millones corresponden a la EPSV Izarpension (que ha crecido un 18,2%).

REDUCCIÓN DE GASTOS

Respecto a la gestión de Ipar Kutxa, Carlos Osés consideró "muy positivo" el hecho de que la entidad haya conseguido reducir sus gastos de Administración en un 8,8 por ciento respecto a 2008. Además, llamó la atención también sobre la contención de la morosidad (con una tasa del 2,32%, menos de la mitad de la media del sector) y la cobertura de posibles insolvencias (103,8% al cierre del ejercicio).

Los recursos propios de la entidad ascienden a 258 millones de euros, con un coeficiente de solvencia del 15,1 por ciento, casi el doble al exigido por la normativa del Banco de España del 8 por ciento y superior al de la media de las entidades financieras (11,7%).

Asimismo, el coeficiente de recursos propios tanto del Tier I como del Core Capital se sitúan en el 12,9 por ciento, cuando la media del sistema en junio 2009 en el Tier 1 es del 9 por ciento y en el Core Capital del 7,5 por ciento.

De acuerdo con el balance final de 2009, Ipar Kutxa queda retratada como una cooperativa de crédito con 405 empleados, 92 sucursales (cuatro de ellas abiertas en 2009, tres en Gipuzkoa y una en Alava) y más de 155.000 clientes (un 6,8% más que en 2008).

LIQUIDEZ

Su actividad bancaria (acreedores más inversión crediticia) alcanza la cifra de 4.694 millones de euros, con un beneficio después de impuestos de 13 millones y un coeficiente de liquidez (14,52%) que duplica la media del sistema financiero.

El director general de Ipar Kutxa destacó asimismo ante la Asamblea los índices de productividad y el compromiso con el cliente. En el primer aspecto, los ratios de productividad por oficina y por empleado siguieron incrementándose en 2009. En cuanto al segundo apartado, dos estudios de calidad sobre redes bancarias situaron a Ipar Kutxa en 2009 a la cabeza de las entidades vascas por la calidad de servicio.

Contenido patrocinado

Otras noticias