Buscar

Conmovedora marcha en Milán en memoria de las víctimas de las mafias del mundo

AFP
20/03/2010 - 19:33

Miles de personas, entre ellas numerosos jóvenes y estudiantes, desfilaron este sábado por el centro de Milán (norte de Italia) para recordar a las víctimas de las mafias en todo el mundo, de Italia a Rusia pasando por Colombia y México y reclamar "verdad", "justicia" y "reparación".

Unas 150.000 personas, según los organizadores, se congregaron frente al legendario Duomo, la catedral gótica de Milán, para repudiar todas las formas de mafia en Italia y el mundo en la 15ª jornada de la memoria de las víctimas de la criminalidad organizada.

"El silencio provoca impunidad, por eso estoy aquí, porque no hay que callar, jamás", sostiene a la AFP el argentino Manuel Gonçalves, uno de los 101 hijos de desaparecidos durante la dictadura (1976-1983) que recuperó su verdadera identidad gracias a la batalla hecha por la asociación de Abuelas de Plaza de Mayo. "Soy un ejemplo de que no se debe dejar de batallar, de gritar, de exigir verdad, justicia y reparación", aseguró luego ante la multitud, desde el palco, tras asegurar que los lazos que los une a la lucha antimafia es la búsqueda de "legalidad".

Después fueron leídos los nombres de las 900 víctimas causadas por las cuatro grandes mafias de Italia: Cosa Nostra de Sicilia, la Ndranghetta de Calabria, la Camorra de Nápoles y la Sacra Corona de Pullas.

"Siento emoción y a la vez rabia. Emoción al escuchar el nombre de mi padre pero también rabia porque Italia necesita gestos fuertes, más rigor y respeto por las leyes", confiesa Claudio Fava, hijo de un periodista italiano asesinado en la década del 80 por la Cosa Nostra.

Como para la mayoría de los familiares, las heridas resultan irreparables y la verdad indispensable. "No basta solidaridad, se necesita justicia y verdad, porque el 70% de los familiares espera conocer la verdad sobre el asesinato de sus allegados", sostiene el sacerdote Luigi Ciotti, fundador de la asociación Libera y gran promotor de la jornada.

Entre el grupo de más de 500 familiares de víctimas que desfiló, figuran también representantes de los inmolados en unos 30 países, entre ellos Colombia, México, Guatemala y Argentina.

"Estamos aquí para testimoniar que el dolor no tiene fronteras ni tampoco la solidaridad", aseguró el colombiano Alejandro Sierra, del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado. Proveniente de Antioquia, entre las regiones más afectadas por la mafia del narcotráfico, Sierra participó en los seminarios de tres días dedicados a "los olvidados", las víctimas inocentes en todo el mundo de las temidas organizaciones criminales.

"Así como la mafia se internacionaliza cada vez más, también la solidaridad lo hace", sostiene el abogado colombiano Reinaldo Villalba Vargas, de la organización de derechos humanos Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

Entre los presentes estaba el hijo de la periodista rusa Anna Politkovskaja, asesinada por la mafia rusa, quien confiesa su consternación. "Ojalá un día en Rusia se pueda organizar una jornada como esta", admite desde el palco ante los miles de manifestantes.

La concentración estaba dominada por los rostros alegres de jóvenes estudiantes de secundaria y universitarios venidos de toda Italia, -Sicilia, Reggio Emilia, Cerdeña, Calabria, Campaña- los cuales entonaban consignas y cargaban pancartas llenas de colores y entusiasmo pese al cielo gris y la llovizna milanesa.

"Un día esperamos poder decir: había una vez una mafia..", recitaba uno de los manifiestos, un mensaje que oscila entre la esperanza y la fábula.

Otras noticias

Contenido patrocinado