Buscar

Mil personas de 'Galiza non se vende' se manifiestan en Santiago contra la "privatización" del litoral y la especulación

21/03/2010 - 15:03

Diversos colectivos denuncian la "avaricia" política que "destruye" el sector primario y trabaja "por intereses del capital"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 (EUROPA PRESS)

Unas 1.000 personas de la red de colectivos 'Galiza non se vende' se manifestaron hoy en Santiago por la defensa del territorio y contra la "privatización" del litoral, --unas 500 según fuentes de la Policía Local de Compostela--.

Así lo explicó en declaraciones a Europa Press, el representante del Foro Social de Cangas, Santiago Pérez, quien señaló que la manifestación de hoy tuvo lugar para denunciar la destrucción de los sectores primarios y defender la soberanía alimentaria energética de Galicia. En este sentido, denunció que la clase política gallega "está trabajando indiscriminadamente por los intereses de la grandes empresas y financieras", a lo que añadió que "los sectores primarios están siendo machacados totalmente por el sistema político".

En este sentido, lamentó la "destrucción" de la flota de bajura y la "destrucción de los valores" naturales. "Precisamente lo que nos metió en la crisis actual está siendo vendido todavía como receta", recalcó Pérez.

En la manifestación se encontraban representantes de más de 60 colectivos como Verdegaia, Payasos en Rebeldía, Amarante, SOS Courel o Amigos da Terra, así como de partidos políticos como Esquerda Unida-Izquierda Unida o miembros del Sindicato Labrego.

En declaraciones a Europa Press la secretaria xeral del Sindicato Labrego Galego, Carmen Freire, criticó las "agresiones" que se están llevando a cabo en Galicia como la situación de la minería en A Terra Chá o la situación del plan acuícola que, a su juicio, "comprometen la situación de toda la gente que vive en Galicia". Asimismo, subrayó el apoyo a propuestas como 'Galiza non se vende' por su lucha para "vivir de los medios de producción propios".

Durante la manifestación se pudieron escuchar diversas críticas en clave de humor contra el "Bloque Socialista Popular"; así, se realizó una peculiar subasta en la que se podía adquirir la Catedral de Santiago "sin andamios", el conjunto de las Illas Atlánticas con puertos deportivos o un Audi presidencial blindado. Junto a esto, se pudieron ver reivindicaciones a favor del gallego con pancartas que rezaban "un museo para o galego" ("un museo para el gallego") o "en Galiza en esperanto".

Por otra parte, a las 17.00 horas de hoy tendrán lugar en la Sala Nasa de Santiago un concierto con motivo de esta reivindicación en la que participarán entre otros grupos O Sonoro Maxín, Sacha na Horta, Pandereteiras Bouba así como representantes de Payasos en Rebeldía.

"AVARICIA" POLÍTICA

En declaraciones a Europa Press uno de los representantes de esta red de colectivos, Suso Ríos, criticó el "exceso de avaricia" que está llevando a acabar con puestos de trabajo mediante "un proceso permanente de apropiación indebida de lo que es público para ponerlo al servicio de las grandes empresas".

La última gran manifestación de 'Galiza non se vende' tuvo lugar durante el Gobierno bipartito (PSdeG y BNG) y a la hora de analizar la actuación del actual Gobierno gallego en manos del Partido Popular, señaló que la "situación no es ni mejor ni peor" porque, a su juicio, "se están siguiendo las mismas políticas".

Asimismo, recalcó que este problema ocurre igual con todos los partidos, "que el PP es el diablo ya lo sabíamos", el problema, a su juicio, es que los demás "no han hecho nada por cambiarlo".

NORMATIVA

Uno de los temas sobres los que se hizo hincapié fue el de la modificación de la Ley del Suelo, al que Santiago Pérez definió como "una carta blanca para el capitalismo más salvaje".

Asimismo, explicó que la actual polémica sobre la instalación de una planta acuícola en Cabo Touriñán es un "ejemplo más" del "déficit" de espacios protegidos. "Cada vez existe una explotación en menos manos", sentenció.

En esta línea, lamentó que Galicia pase de ser una zonas con más territorio protegido del Estado a contar con ataques a puntos concretos como O Courel, así como planes de acuicultura o puertos deportivos.

En este sentido, llamó la atención sobre la necesidad de unas Directrices de ordenación del territorio que "estén pensadas para el bien común y que no defiendan una serie de intereses concretos de empresas".

Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora