Buscar

ÚLTIMA HORA:
Muere a los 69 años Gregg Allman, leyenda del rock (27/05)

Cinco detenidos en Zamora por caza mayor furtiva y venta ilegal de carne y trofeos

20/05/2010 - 16:23

Tres guardias civiles declararon como imputados por delitos de omisión del deber de perseguir delitos y revelación de secretos

ZAMORA, 20 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Zamora detuvo a cinco personas relacionadas con la caza mayor furtiva con armas de fuego e implicados en la denominada 'Operación Petardo' que se apoderaban, supuestamente, de las cabezas de los animales para conseguir trofeos de caza muy apreciados y vendían la carne obtenida utilizando un matadero clandestino.

Según la información facilitada hoy por la Subdelegación del Gobierno en Zamora, la investigación que llevó a practicar las detenciones se inició el pasado mes de febrero cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zamora conoció que en la comarca de Sanabria y La Carballeda, al noroeste de la provincia, se practicaba la caza mayor furtiva en algunos cotos, sobre todo del término municipal de Asturianos.

El pasado día 27 de abril se detuvo a cinco personas a las que se imputan, en conjunto, delitos contra la salud pública derivados de la venta de carne sin ningún tipo de reconocimiento veterinario a clientes, posiblemente particulares, restaurantes y carnicerías; contra la flora y la fauna por la caza de animales infringiendo las normas específicas sobre esta materia, así como tenencia de armas por usarlas sin licencia y tenerlas sin legalizar.

A ellos se suman un delito de daños ya que los trofeos de caza que usaron de manera ilegal tienen un gran valor.

En los registros domiciliarios realizados en el transcurso de la investigación se encontró carne de ganado ovino, caprino y una pieza de caza mayor que carecía de sello sanitario, además de diversos trofeos de caza mayor, uno preparados, otros en fase de disecación y otros con signos de haber sido abatidos recientemente.

También se localizó diferente documentación y objetos que podrían demostrar la venta de carne así como medicamentos utilizados para administrar a los animales y varias armas de fuego, una de ellas un rifle con mira telescópica y una escopeta sin legalizar.

A lo largo de la investigación, según las mismas fuentes, se detectó la posible implicación de tres guardias civiles de la Compañía de Puebla de Sanabria, quienes declararon en calidad de imputados por supuestos delitos de omisión del deber de perseguir delitos y revelación de secretos.

La Guardia Civil continúa con las investigaciones "con el fin de depurar las responsabilidades de toda índole en que pudieran haber incurrido cualquiera de sus miembros".

El juzgado de instrucción de Puebla de Sanabria se hizo cargo de la investigación.

Otras noticias

Contenido patrocinado