Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Gestamp Linares plantea reubicar a trabajadores en otras plantas, bajas incentivadas y prejubilaciones

20/05/2010 - 18:01

La dirección de Gestamp Linares ha retirado la propuesta de despedir a 80 de los 164 trabajadores que forman la plantilla ante la mala situación de la fábrica y en su lugar ha planteado otras medidas que pasan por reubicar a empleados en otras plantas de España, prejubilaciones y bajas incentivadas.

LINARES (JAÉN), 20 (EUROPA PRESS)

En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, Emilio González, explicó que estos fueron los puntos fundamentales que ayer presentaron los responsables de la planta, dedicada a la fabricación de componentes para el automóvil, y de los que a lo largo de hoy están informando a la plantilla mediante asambleas en los diferentes turnos.

Según dijo, la compañía puso sobre la mesa la posibilidad de recolocar a un porcentaje de la plantilla en cuatro de las otras 19 plantas que, junto a la de Linares, posee en España; en concreto, en las de Toledo, Zaragoza, Valencia y Pamplona.

"Nos comunicaron que podría asumir hasta el cien por cien del personal directo e indirecto que quisiera acogerse a esta opción, mientras que en el caso de técnicos y estructura de mando sólo podría asumir hasta el 40 por ciento", precisó González, quien añadió que en el primer grupo de mano obra no cualificada hay unas 120 personas y en el segundo, unas 40.

Junto a esta medida, que sería la más importante, Gestamp también presentó prejubilaciones en "tres o cuatro casos en los que son posibles, para personas que rondan los 60 años", así como bajas incentivadas, creando una bolsa de trabajo.

El presidente del comité de empresa mostró su satisfacción por la apertura de la mesa de diálogo entre las dos partes, después de que el 6 de mayo la empresa planteara el despido de 80 personas, una condición que los sindicatos siempre rechazaron, pidiendo su retirada como condición indispensable para negociar.

No obstante, matizó que se trata de unas propuestas que hay que analizar y de las que, además, aún faltarían detalles por precisar, como la voluntariedad de acogerse a ellas, la cuantía de bajas o el establecimiento de un periodo para poder regresar a Linares cuando recupere su carga de trabajo en caso de ir a otras fábricas.

Precisamente por ello no se ha fijado la fecha para una nueva reunión, si bien la compañía y los trabajadores coinciden en que debe ser lo antes posible. "Tenemos que estudiarlo y consensuarlo también con nuestros asesores jurídicos y de la organización. No podemos ir a la ligera porque estamos hablando de movilizar a familias que están asentadas en Linares, que no es poco", concluyó González.


Otras noticias

Contenido patrocinado