Buscar

Cabanyal.- Barberá critica "la falta de respeto" del Gobierno al aceptar la "invitación" de "colectivos violentos"

20/05/2010 - 18:32

Domínguez asegura que la visita de Romero "no tiene razón de ser, porque su Gobierno ha parado dictatorialmente todas las actuaciones"

VALENCIA, 20 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, criticó hoy la "falta de respeto" del Gobierno central al aceptar la "invitación" de "colectivos violentos" para visitar el barrio valenciano de El Cabanyal, cuando no responden a la suya.

Barberá, que hoy recibió al alcalde de la ciudad de Lublin (Polonia), Adam Wasilewski, hizo estas declaraciones a preguntas de los periodistas sobre la visita al barrio de la directora general de Arquitectura del Ministerio de Vivienda, Anunciación Romero, prevista para mañana, "en un acto organizado por el colectivo 'Salvem el Cabanyal.

"Ése es el respeto que tiene el Gobierno por las instituciones: yo les invito a venir para acompañarles y conocer la realidad de El Cabanyal, o de los restaurantes de la playa, y no lo hacen. Pero si les invita un colectivo violento, entonces sí vienen", afirmó.

Por su parte, el concejal de Relaciones con los Medios de Comunicación, Miquel Domínguez, apuntó en un comunicado que la visita anunciada para mañana de la directora general de Vivienda al barrio "no tiene razón de ser, porque su Gobierno ha parado dictatorialmente todas las actuaciones en El Cabanyal".

En esta línea, consideró que la comparecencia en el Senado sobre el barrio de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, "ha dejado claro, si es que no lo estaba ya, que esta señora, no conoce nada de este barrio" y que está "actuando al dictado" de lo que le marca la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el colectivo Salvem.

Para el concejal del PP, "Valencia se ha convertido para el PSOE en un verdadero trauma" y aseguró que "ya no saben qué hacer para fastidiar más a esta ciudad". "Están tan obsesionados que han tenido el atrevimiento de intentar parar un proyecto como el PEPRI de El Cabanyal, refrendado en sucesivas ocasiones en las elecciones municipales. Esto sólo cabría calificarlo como propio de un comportamiento dictatorial", manifestó.

Sobre la visita anunciada de la directora general de Vivienda del Gobierno central para dar una conferencia organizada por Salvem sobre un convenio para rehabilitar viviendas, se ha preguntado "para qué viene a hablar de este convenio, si desgraciadamente la Orden Ministerial paraliza cualquier actuación, también las licencias de rehabilitación en el Cabanyal".

En este punto, señaló que la alcaldesa ha pedido "en reiteradas ocasiones" a la vicepresidenta y a las ministras de Cultura y Vivienda que la acompañen a visitar El Cabanyal "sin conseguir que lo hicieran". "Sin embargo, siempre están dispuestos a atender las peticiones de los alborotadores y violentos del Salvem", lamentó, y recordó que el Ayuntamiento de Valencia, por vía judicial y notarial, "ha pedido una copia del informe realizado por el anterior subdirector de patrimonio cultural que presuntamente avalaba el PEPRI de El Cabanyal".

"Todavía estamos esperando una respuesta al respecto, y la falta de contestación nos lleva a pensar que ese informe fue retirado por las presiones de alguien del Gobierno y que esto provocó el cese del subdirector", sostuvo.

CHIRINGUITOS

Por otra parte, Barberá, en su intervención ante los medios, recordó que ayer mismo remitió una carta dirigida a la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, firmada por ella y por la consejera de Turismo, Belén Juste, en la que se invita a la titular de este departamento a venir a Valencia.

"La invitamos a que venga y a comernos una paellita en uno de los restaurantes de La Malvarrosa, para que comprenda la importancia del turismo gastronómico y de la oferta de ocio", manifestó.

"Lo que está en trance de hacerse es una barbaridad como se observa, cuando se visita la playa y se ven todas las actuaciones de mejora que han hecho tanto los propietarios como las administraciones", dijo, y reiteró que los restaurantes, "en sus actuales dimensiones, no molestan ni afectan al Medio Ambiente". "Los locales son fruto, precisamente, del acuerdo alcanzado en su día con el Ministerio y la Jefatura de Costas", señaló.

"SE ELIMINAN INFORMES, COMO EN EL CABANYAL"

La alcaldesa también criticó también la "eliminación" de un informe emitido desde la Demarcación de Costas de Valencia en el que se "desaconseja" la actuación contra los restaurantes, "un informe de 25 folios que han escondido porque no les interesa", apuntó.

"Es lo mismo que con El Cabanyal que quitan informes del expediente porque no les vienen bien", subrayó, y consideró que esta acción es "una auténtica barbaridad que va contra todo sentido común y demuestra lo que es y cómo funciona este Gobierno: a base de trampas".

Otras noticias

Contenido patrocinado