Buscar

Empleados públicos se concentran en las capitales vascas, convocados por CCOO, UGT y CSIF, contra las medidas de ajuste

20/05/2010 - 19:24

Denuncian el recorte del gasto social y la ruptura de los acuerdos existentes en la administración

BILBAO, 20 (EUROPA PRESS)

Empleados públicos vascos se concentraron hoy en las tres capitales de Euskadi convocados por los sindicatos CC.OO., UGT y CSIF en protesta por las medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno central, con el fin de denunciar el recorte del gasto social y la ruptura de los acuerdos existentes en las administraciones. Asimismo, advirtieron de que estas movilizaciones "no son el final de nada", sino "el principio de algo" si no se retiran o hay "mayores recortes".

Los tres sindicatos realizaron esta tarde sendas concentraciones, como en el resto de capitales de provincia del Estado, ante las subdelegaciones del Gobierno en Bilbao, San Sebastián y Vitoria, bajo el lema 'No al recorte del gasto público. Inposaketarik ez'.

En la protesta de la capital vizcaína, en la que participaron alrededor de 200 personas y estuvieron presentes los máximos responsables de los sindicatos en Euskadi como Unai Sordo (CC.OO.) y Dámaso Casado (UGT), el representante de CC.OO. Jaime Gómez precisó que "no se trata de movilizaciones contra la rebaja de salarios de los funcionarios", sino contra "el recorte del gasto social" que "cae sobre los más desprotegidos", que "disminuye" las ayudas a la dependencia de los mayores y afecta a las pensiones y a las inversiones públicas, además de al salario de los empleados públicos.

El responsable sindical recordó que, en este colectivo, se encuentran tanto "las personas que limpian nuestras calles, las personas que curan a nuestros enfermos, las personas que cuidan a nuestros mayores, las personas que enseñan a nuestros hijos" y que, en "muchos casos, son mileuristas".

Asimismo, advirtió de "lo que puede suponer la apertura de una puerta a una mayor privatización de los servicios públicos que irá en detrimento de su calidad" y lamentó que se ha producido una ruptura de los acuerdos alcanzados en el conjunto de las administraciones.

Tras criticar que las medidas afecten únicamente al gasto público y "no se habla para nada de la reforma fiscal, de la reforma financiera", aseguró que estas movilizaciones "no son el final de nada", sino "el principio de algo que puede venir en función de que no retiren estas medidas o de que aún se les ocurra hacer mayores recortes".

LOS FUNCIONARIOS "YA HAN HECHO UN ESFUERZO"

Por su parte, la representante de UGT Ana Pérez destacó que los funcionarios "ya han hecho un esfuerzo" con el acuerdo firmado el pasado 25 de septiembre para 2010-2012, en el que se realizó "un gran esfuerzo de congelación salarial". Sin embargo, criticó, "ahora nos atacan con un 5 por ciento de descuento, y siempre somos los mismos" ya que los empleados públicos "ya sufrimos congelaciones salariales durante 1994 y 1997".

Tras recordar que en España el funcionariado alcanza una tasa del 9,5 por ciento, menor que "en otros países" como Finlandia, Alemania y Francia, insistió en que existen "otras medidas en las que se pueden atajar" el gasto. En este sentido, lamentó que "no están combatiendo para nada" en ámbitos como el fraude fiscal, el desempleo o la economía sumergida.

Finalmente, censuró que las medidas propuestas por el Gobierno están "rompiendo todos los compromisos que había mantenido durante estos últimos seis años con los sindicatos" en el diálogo social.

Otras noticias

Contenido patrocinado