Buscar

El Ayuntamiento afirma que el nuevo presidente del Barça asumirá la recalificación del Miniestadi

20/05/2010 - 19:40

El Ayuntamiento de Barcelona considera que el nuevo presidente del FC Barcelona que surja de las elecciones del 13 de junio será "coherente" y asumirá la recalificación del Miniestadi del club azulgrana, donde se prevé construir el segundo 'ecobarrio' de la capital catalana, afirmó hoy el cuarto teniente de alcalde de Urbanismo y Régimen Interior, Ramon García Bragado.

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

Lo dijo en el debate para informar favorablemente de la aprobación provisional en el próximo pleno de la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) necesaria para la recalificación de las 7,6 hectáreas del ámbito del Miniestadi, y que apoyaron PSC y CiU, mientras que ERC hizo reserva de voto, y PP e ICV-EUiA --socio del PSC en el bipartito-- votaron en contra.

En el debate en la Comisión de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, y a menos de un mes de los comicios en el club azulgrana, Bragado admitió que "a la ciudad le interesa tener aprobado cuando antes" el proyecto, y defendió que decisiones como esta vinculan al club y a los consistorios de Barcelona y Montcada i Reixac, por lo que no pueden estar sujetas a cambios.

"Estoy totalmente convencido de que sea cuál sea el resultado de las elecciones del Barça, quien ocupe esta máxima responsabilidad será coherente con la responsabilidad institucional que significa el hecho de que los máximos órganos del club, incluso la Asamblea de Compromisarios, han dado su visto bueno a la propuesta", defendió.

Sin embargo, en los 'Desayunos Deportivos de Europa Press', el precandidato a las elecciones del club Sandro Rosell pidió hoy mismo "mucho sentido común" al presidente azulgrana, Joan Laporta, ya que "sería una muy mala noticia la venta de los terrenos del Miniestadi", y vio inviable la reforma del Camp Nou, que debe sufragarse con beneficios de la recalificación.

En la comisión, el concejal de CiU Joan Puigdollers criticó que "una vez más el Gobierno municipal se rompe" por el voto contrario de ICV-EUiA; y Ricard Martínez (ERC), cuyo grupo había apoyado la recalificación, condicionó su voto a solucionarse el futuro del 'bowling' que queda afectado por la operación, y que se incluya en el convenio urbanístico que el Barça pagará 30 millones de euros para comprar los terrenos que compensarán la pérdida de terreno deportivo.

PP PIDE RETIRAR EL PROYECTO

Alberto Villagrasa (PP) pidió la retirada del proyecto por si una nueva junta del FC Barcelona se hace marcha atrás, y reiteró que "no es un proyecto que en realidad beneficie a Les Corts", ni a la ciudad ni el áea metropolitana. Elsa Blasco (ICV-EUiA) reiteró que votaron en contra porque quieren menos vivienda, más porcentaje de pisos de protección y más equipamientos públicos.

La pérdida de terreno deportivo se compensará en una zona entre la plaza de Alfons Comín y Collserola con 8.205 metros cuadrados, 700 más que en la aprobación inicial para que se puedan instalar pabellones de grandes dimensiones; y en dos emplazamientos de la población vecina de Montcada i Reixac: el ámbito de Vallençana Baixa --30.562-- y Pla de Reixac --43.545--.

La operación supone edificar en Les Corts 153.000m2 de techo --repartidos entre 1.624 viviendas, tiendas y techo hotelero--, una decena de equipamientos --11.200 m2--, que según el Ayuntamiento resolverán el 53% de las necesidades del barrio, y zonas verdes --31.700 m2--. De los 1.624 pisos, la mitad serán de protección, a los que se dedican el 40% del techo para vivienda -52.000m2--.

18 INFORMES FAVORABLES

La recalificación llegó a la comisión tras haberse analizado 19 alegaciones en Barcelona y 5 en Montcada que han supuesto algunos "retoques", y con el aval de 18 informes "externos", según explicó el director técnico de Urbanismo e Infraestructuras, Ricard Fayos.

En la comisión, también se aprobó provisionalmente desafectar las viviendas de la manzana delimitada por las calles del Danubi, Pintor Tapiró, Cardenal Reig y Travessera de Les Corts, de forma que se reconoció que fueron construidas "correctamente", dijo Puigdollers, cuyo grupo --CiU-- había puesto este paso como condición para apoyar la recalificación del Miniestadi.

Otras noticias

Contenido patrocinado