Buscar

DESTACAMOS
Fernando Torres sale al rescate de un Atlético que supera al Valencia en la tabla y sueña con LaLiga

Más de 5.000 personas se manifiestan en CyL contra la rebaja de sueldos a los funcionarios

20/05/2010 - 20:06

Los sindicatos advierten del "cabreo" que suponen las decisiones del Gobierno y advierten de las consecuencias

VALLADOLID, 20 (EUROPA PRESS)

Más de 5.000 personas se manifestaron hoy frente a las subdelegaciones del Gobierno en las diferentes provincias de Castilla y León en contra de los recortes anunciados por el Ejeccutivo central que supondrán la rebaja del sueldo de los empleados públicos un 5 por ciento de media.

En Valladolid, frente a la Delegación del Gobierno en Castilla y León, se concentraron unas 1.000 personas entre las que estuvieron presentes el secretario regional de CC.OO, Ángel Hernández, y su homólogo de UGT, Agustín Prieto, quienes coincidieron en señalar la concentración de "trabajadores" y no de "privilegiados" que supuso la protesta de hoy.

En este contexto, Hernández explicó que el plan de ajuste del Gobierno no afecta sólo a los empleados públicos sino a todos los trabajadores y pidió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que retire el plan y abra una "negociación global" con empresarios y sindicatos con el fin de buscar un acuerdo que permita ajustar los sacrificios que hay que hacer en España "pero que sean compartidos y gobernados por las fuerzas políticas, sindicales y empresariales".

En esta línea, considera que junto con el plan de ajuste hay que hacer una reforma fiscal, del sistema financiero y pactar la reforma laboral, todo ello orientado con un "pacto de Estado" para salvar la economía y el empleo del país. "Es la única salida, gobernada, sin cargarnos el diálogo social, sin cargarnos el Pacto de Toledo y generando credibilidad para un gobierno que está demostrando tener poca", dijo Hernández.

"Si no se hace eso, el conflicto social está servido en este país", advirtió el responsable regional de Comisiones, quien añadió que "lo inteligente" desde un punto de vista electoral, partidista, pero sobre todo "de salvación de los grandes problemas" que tiene el país "es hacer un gran paquete que solvente los grandes problemas desde un punto equilibrado".

En este sentido, cree que no se puede pedir a los trabajadores un ajuste como éste sin una reforma fiscal que lleve a los trabajadores y "especialmente a las fuerzas del capital" a aportar más recursos para que los recortes sean menores y el Estado tenga más recursos.

Ángel Hernández recordó que su sindicato ha denunciado durante muchos años las "inútiles" reformas fiscales que han "vaciado" las arcas del Estado y llenado los bolsillos de los empresarios para que ahora los trabajadores sean los que pagan la crisis, "como toda la vida".

ENMENDAR LOS ERRORES.

Así, pidió al Gobierno que rectifique sus errores y reponga el impuesto de patrimonio, que son 1.800 millones, "que se han regalado a los ricos de este país sin que lo hayan pedido", y reclamó al Ejecutivo que diga a las comunidades autónomas "que se acabó la fiesta de bajar los impuestos y que cuando hay un impuesto de sucesiones y de recursos patrimoniales hay que pagar" porque si no lo pagarán los empleados públicos y el resto de ciudadanos con peores prestaciones y servicios públicos.

"No es de recibo lo que está haciendo el Gobierno cuando dice que eran los campeones de la protección social y ha dado una puñalada a los servicios públicos, los trabajadores y al conjunto de los ciudadanos", agregó Hernández, quien insistió en pedir la retirada del plan de ajuste para poner encima de la mesa un paquete "creíble" de negociación y no estar "mareando cada diez minutos la perdiz".

Por su parte, Agustín Prieto expresó el "cabreo" con las medidas "tan impropias y tan indignas con un gobierno que se llama socialista" porque considera que no es de recibo que la salida de la crisis tenga que recaer en los trabajadores.

En este contexto, explicó que los que hoy se manifiestaron son trabajadores que "cuidan a los niños, los que limpian las babas a los mayores" y los que están cuando hay una emergencia de bomberos o policía. "Es indignante que se les quiera reducir su salario", dijo el máximo responsable de UGT.

Además, criticó que el Gobierno no cumpla un convenio firmado por la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega y cuestionó la credibilidad de un Ejecutivo que no cumple una subida de un 0,3 por ciento, que considera "razonable", y además "arremeten" contra los pensionistas o los usuarios de la dependencia.

Por todo ello, advirtió de que seguirán "erre que erre" manifestándose contra esta "barbaridad" de medidas que se están poniendo en marcha.

Por su parte, Isabel Madruga Bajo, de CSIF, calificó de "graves" y "evitables" las medidas que se están poniendo en marcha y que afectan a un funcionariado de servicios básicos cuando hay otras alternativas como disminuir el número de ministerios o el de asesores.

Además, aseguró que el funcionariado lleva perdiendo poder adquisitivo mucho tiempo y cree que se atenta contra sus derechos, por lo que pidió el apoyo de la gente para que esto se frene y pueda paralizarse porque "perder un derecho" supone que sea muy difícil volver a conseguirlo.

PROTESTAS EN TODA LA COMUNIDAD.

Así, en el marco de estas protestas, en la capital abulense más de medio millar de personas se concentraron ante la Subdelegación del Gobierno para protestar contra la rebaja de los sueldos de los funcionarios, anunciada por el Ejecutivo en un plan de medidas ante la situación económica.

En Burgos, también fueron alrededor de medio millar las personas que se congregaron frente a la sede del Gobierno en la provincia en contra de este plan de recortes.

En el caso de León, alrededor de un millar de personas de los diferentes sindicatos, entre ellos de los sectores de educación, sanidad y representantes de fuerzas del Estado se concentró frente a la Subdelegación.

En la capital palentina, también bajo el lema 'No a los recortes en el servicio público' fueron alrededor de medio millar los congregados frente a la Subdelegación del Gobierno.

Por su parte, en Salamanca más de medio millar de personas se manifestaron frente a la Subdelegación del Gobierno ubicada en la Gran Vía de la capital salmantina. El acto de protesta estuvo encabezado por los secretarios provinciales de UGT, CC.OO y CSIF, Agustín Rodríguez, Elena Mimoso y José Manuel de León respectivamente.

Los manifestantes portaron pancartas en las que se pudieron leer consignas como 'Contra el Plan de Ajuste en defensa de los servicios públicos' o 'No a los recortes sociales' y, tras la concentración ante la Subdelegación se desplazaron hasta la Plaza de España.

En Segovia, unos 300 funcionarios se concentraron esta tarde a las puertas de la Subdelegación del Gobierno para protestar por el plan de recorte salarial acordado por el Gobierno, convocados por UGT, CC.OO, CSIF, Satse o SUP.

Así, tras una gran pancarta en la que podía leerse 'Contra el Plan de Ajuste. En defensa de los servicios públicos. No a los recortes salariales', los manifestantes corearon gritos con los que pidieron la "dimisión" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Por su parte, la capital soriana contó con unos 250 manifestantes quienes se concentraron contra unos recortes que tendrán "especial incidencia" en Soria, pues es una provincia que, con 90.000 habitantes, tiene 23.000 pensionistas y 8.000 funcionarios, lo que supone un tercio del total.

Por otro lado, en Zamora cerca de 500 personas se concentraron frente a la Subdelegación del Gobierno en un acto contó con el apoyo de los sindicatos CC.OO, UGT y Satse, Asociación Unificada de Guardias Civiles y Sindicato Unificado de Policías.

Así, el secretario de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Jerónimo Cantuche, incidió en que los funcionarios "son necesarios" para sortear la crisis ya que en Zamora hay unos 11.000 y la rebaja de su poder adquisitivo supondría una recesión en el comercio.

Otras noticias

Contenido patrocinado