Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Cientos de funcionarios se concentran en Santander contra las medidas del Gobierno, que tildan de "atropello"

20/05/2010 - 20:12
Cotizaciones relacionadas
SANTANDER 5,64 -1,45%

Acusan al Gobierno de "hacer caja con los empleados públicos"

SANTANDER (SAN.MC) 20 (EUROPA PRESS)

Cientos de funcionarios se han concentrado esta tarde en Santander como medida de protesta contra el recorte de salarios anunciado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, una medida que consideran un "atropello" que vulnera sus derechos "más básicos", "ataca" su "dignidad" como servidores públicos y les hace "pagar los despropósitos económicos, las improvisaciones y la mala gestión" de los responsables políticos.

Los trabajadores secundaban un llamamiento de los sindicatos UGT, CC.OO. y CSI-F, que también apoyaba la Junta de Personal Docente (en la que están representados además ANPE y STEC), contra lo que consideran la "mayor agresión perpetrada por Gobierno alguno contra los empleados públicos".

Encabezados por una pancarta con el lema 'No a los recortes salariales y sociales. Movilízate', los participantes en la protesta se concentraron frente a la sede de la Delegación del Gobierno, cortando durante algo más de una hora la calzada de la avenida de Calvo Sotelo, lo que obligó a varios vehículos sorprendidos por la protesta a dar la vuelta, incluido algún autobús municipal.

Tres representantes sindicales entregaron en la Delegación el manifiesto consensuado para la protesta, en el que denuncian ese "atropello" y la "agresión" de que se sienten víctimas por las medidas de recorte.

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO., Mateo Rodríguez; el de Organización de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Antonio Gásquez; y el presidente de CSI-F, José Miguel Zorrilla, fueron los encargados de entregar el escrito, que fue recogido por el secretario general de la Delegación del Gobierno, Miguel de Mateo, al que pidieron que lo traslade al Ministerio de Presidencia y al jefe del Ejecutivo español.

Ese mismo manifiesto fue leído después en la concentración por la secretaria de la Federación de Sanidad de CC.OO., Asunción Ruiz Ontiveros.

MANIFIESTO

En él, los sindicatos denuncian el "incumplimiento unilateral" del acuerdo alcanzado entre Gobierno y organizaciones sindicales para el periodo 2010-2012, lo cual, a su juicio, "atenta muy negativamente" a las condiciones socioeconómicas y profesionales de más de 2,5 millones trabajadores y sus familias.

Las organizaciones sindicales acusan al Gobierno de pretender "hacer caja con los empleados públicos" y de "echar por tierra los esfuerzos de moderación salarial y del empleo público".

Además, critican que el Ejecutivo "sigue sin hacer las tan necesarias reformas del sistema financiero, fiscal y de lucha contra el fraude"; y en cambio, "restringe derechos", al congelar pensiones, eliminar ayudas por natalidad, prestaciones por dependencia, limitar el acceso a la jubilación parcial y "vulnerar" el derecho a la negociación colectiva.

También lamentan que el Gobierno "renuncia a la inversión pública como uno de los factores de crecimiento y desarrollo económico y social", "restringe el empleo público suprimiendo más de 50.000 puestos de trabajo, reduce las ofertas de empleo público y la cobertura de vacantes, y mientras tanto duplica estructuras administrativas, los altos cargos o las libres designaciones".

Por todo ello, los sindicatos hacen un llamamiento a todos los empleados públicos a difundir todos los objetivos y a participar en las movilizaciones que se están llevando a cabo "para combatir una rebaja injusta y contraproducente para con los empleados públicos y los servicios públicos que prestan".

Otras noticias

Contenido patrocinado