Buscar

cultura
Muere Verne Troyer, el actor que encarnó a Mini Yo en las películas de Austin Powers

La Audiencia Nacional comunicará mañana la sentencia de los acusados por la 'operación Nova'

Agencias
26/02/2008 - 12:37

El presidente de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Alfonso Guevara, comunicará mañana a través de lectura pública la sentencia de los acusados de integrar una célula islamista que planeaba atentar contra distintos objetivos en España

Entre los objetivos estaban la propia Audiencia Nacional aunque fue desarticulada en octubre de 2005 en la denominda 'operación Nova'. La comunicación de las penas tendrá lugar a las 13.00 horas en la sala de vistas en la que se realizó este macroproceso judicial contra un total de 30 procesados durante tres meses, informaron fuentes jurídicas.

El pasado día 4, el tribunal encargado de juzgar estos hechos ya comunicó la liberación de diez de los 30 acusados de integrar esta célula islamista. La causa de su puesta en libertad es que habían cumplido el tiempo máximo que la ley establece para la prisión preventiva, esto es, la mitad de la pena máxima a la que el tribunal les puede condenar. Aún así, sólo cinco de ellos salieron de la cárcel, ya que los otros cinco cumplen condena por otras causas.

El macrojuicio

El macrojuicio contra esta célula autodenominda 'Mártires por Marruecos' quedó visto para sentencia el pasado 14 de enero, tras tres meses de sesiones. En la última vista, doce de los procesados ejercieron su derecho de última palabra para, en su mayoría, condenar el terrorismo y declararse inocentes de los hechos que se les imputan, entre ellos, el supuesto líder de la banda, Mohamed Achraf.

"Quiero dejar claro que nunca he pertenecido a un grupo terrorista y soy inocente de todas las acusaciones falsas de las que me acusa el fiscal. Asimismo, quiero mostrar mi rechazo al terrorismo, confió en la Justicia y felicito a este tribunal de su éxito en dirigir este juicio complejo", aseguró Achraf ante la mirada del juez Alfonso Guevara, con el que llegó a tener algún encontronazo a lo largo del proceso por motivos de disciplina en la sala. El Ministerio Público pide para este procesado 43 años de cárcel, la pena más alta.

Suministro de explosivos

Antes de Achraf, comparecieron ante el presidente del tribunal otros once acusados como Kamara Birahina, el supuesto encargado del suministro de explosivos, quien destacó que se encuentra "enfermo", por lo que se limitó a pedir "ayuda" al tribunal. "Yo sólo busco que me ayuden de mi enfermedad, no duermo ni de día de noche", dijo.

La mayoría de los que hicieron uso de la palabra insistieron en declararse inocentes y negar las acusaciones del fiscal, como fue el caso de Said Afif, quien manifestó además su rechazo a la violencia. "Yo sólo soy musulmán, estoy en contra del terrorismo, por lo que solicito mi libertad", aseguró. En la misma línea, Asmi Asmali criticó también el terrorismo ya que, según dijo, el Grupo Islámico Argelino (GIA) mató a su familia.

Libertad de expresión y penas

"Ante todo quiero dejar claro que no soy terrorista", comenzó alegando otro de los acusados que reivindicó la libertad de expresión como la "libertad más dorada de la democracia". El preso argumentó estas palabras después de que unas cartas suyas, que según él contenían "críticas y análisis", fueran claves para su detención.

Asimismo, en su mayoría, todos los acusados que intervinieron en esta última sesión del juicio tuvieron palabras de respeto y reconocimiento para la Sección Tercera de la Sala de lo Penal que ha dirigido el proceso. El más claro fue Majid Sahoane, acusado de financiar al grupo, quien mostró sus "respetos a esta Sala y a su imparcialidad más allá de intereses políticos y policiales", al tiempo que, como todos los demás, se declaró inocente.

Los procesados ejercieron su turno de última palabra, después de tres meses de juicio y tras escuchar durante varias sesiones las exposiciones finales de sus defensas. Ya el pasado 19 de diciembre la Fiscalía de la Audiencia Nacional modificó levemente sus peticiones de condena para la mayoría de los 30 supuestos miembros de la célula islamista. El presunto líder de la banda, Mohamed Achraf, se enfrenta a la solicitud de pena más alta con 43 años de cárcel, tres menos de los que se solicitaba inicialmente, mientras que la petición de pena más leve es para el único procesado español, Baldomero Lara, para quien la Fiscalía pide 8 años de prisión.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0