Buscar

La votación del sondeo "no ha servido para aclarar" quién será el Presidente de los Obispos

Agencias
3/03/2008 - 11:33

La votación del sondeo "no ha servido para aclarar" quién será el Presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y sin embargo hay una "mayor división de opiniones de lo que a priori cabía esperar", según han confirmado fuentes cercanas al proceso de votación. Y es que la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española celebra desde hoy su 91 reunión, que se centrará en la renovación de cargos de la jerarquía católica para el trienio 2008-2011

En relación al voto de sondeo, las fuentes han sostenido que "mañana puede pasar de todo" pero no precisaron si en la votación del sondeo salió algún otro nombre como candidato a la presidencia. Además, explicaron que el hasta hoy presidente de la CEE y obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez, y el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, obtuvieron la mayor parte de los votos.

Precisamente el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Ricardo Blázquez, culminó hoy, al inaugurar la XCI Asamblea Plenaria, su primer mandato como presidente de los obispos españoles. >strong>Blázquez deberá conseguir la mayoría absoluta de los miembros presentes en la Asamblea Plenaria para poder ser reelegido en su cargo por un segundo trienio sucesivo, según consta en los estatutos del Episcopado.

Recorrido de Blázquez

Los tres años que ha estado al frente de la Casa de la Iglesia, Blázquez ha mantenido un tono conciliador y dialogante, aunque no han faltado las críticas al Gobierno, fundamentalmente en lo referente a las leyes de Educación, Reproducción Asistida, Matrimonio Homosexual, Biomedicina y Memoria Histórica, según ha quedado reflejado en sus seis discursos ante las Asambleas Plenarias, donde tampoco han quedado fuera temas como el acuerdo de financiación de la Iglesia o el terrorismo, pero sí alusiones directas a la unidad de España.

Concretamente, en su primer mensaje como presidente de la CEE, en noviembre de 2005, Blázquez destacó la voluntad de la Iglesia de ser "fermento de solidaridad, concordia y esperanza". Entre sus palabras, el obispo hizo mención al Concilio Vaticano II, al que consideró "brújula" de la Iglesia "para afrontar los desafíos que se le presentan".

Responder a los desafíos

Asimismo, apeló a la necesidad de "actualizar y profundizar" las actitudes de la Transición para "responder adecuadamente a los desafíos". "Aquellas actitudes de reconciliación, de curación de heridas, de empeño por construir entre todos una sociedad justa y respetuosa de las legítimas diferencias, culta y solidaria, tienen que tomar constantemente forma y cuerpo en acuerdos al servicio del bien común", resaltó entonces el prelado.

Con respecto a la Ley de Memoria Histórica y la polémica que suscitó la beatificación de 498 mártires de la persecución religiosa durante el Siglo XX en España, Blázquez reconoció en noviembre de 2007, en la XC Asamblea Plenaria, "el derecho de cada grupo humano a rememorar su historia" pero advirtió de que no debe servir para "reabrir heridas, atizar rencores y alimentar desavenencias".


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0