El Supremo investiga a una jueza por grabar un vis a vis de un encuentro sexual

Servimedia | 25/05/2012 - 13:17
Aumentar el texto - Disminuir el texto -
Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: - (0 votos)
tribunal-supremo.JPG -
La jueza actuó bajo indicios de cobro de grandes sumas de dinero. Imagen: Archivo
Enlaces relacionados

Las escuchas de Gürtel

El Tribunal Supremo ha decidido abrir una investigación contra la magistrada de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) Carla Bellini por haber ordenado intervenir las conversaciones que un imputado por corrupción mantuvo durante un encuentro sexual en un vis a vis en la cárcel.

Los magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, presididos por Juan Saavedra, han decidido admitir a trámite la querella interpuesta contra la magistrada al concluir que, con su actuación, pudo haber invadido el derecho fundamental a la intimidad así como podría haber vulnerado el secreto a las comunicaciones, según se recoge en el auto hecho público hoy.

Los hechos se remontan al año 2007, cuando Bellini investigaba una presunta trama de corrupción relacionada con la venta de unos terrenos al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. El artífice de la querella, Felipe Manuel Armas, estaba imputado en la causa, declarada secreta, por ser uno de los empleados de confianza de la empresa que vendió al Consistorio unos terrenos colindantes con la playa de 'Las Teresitas'.

Sin datos de interés

La magistrada del TSJC ordenó la intervención de las comunicaciones telefónicas de Armas, una diligencia que no arrojó datos de interés para la investigación. Ante la falta de resultados, la jueza instructora, a petición de la Policía, decidió intervenir las comunicaciones que Armas iba a mantener en su encuentro en vis a vis con su pareja, Francia Elena Álvarez, quien estaba encarcelada en el Centro Penitenciario de Tenerife.

En el auto de intervención de las comunicaciones, dictado el 5 de octubre de 2007 y sin informe previo de la Fiscalía, Bellini explicaba que ordenaba las escuchas ante los indicios que obraban contra Armas sobre el supuesto cobro de "importantes cantidades de dinero".

La magistrada señalaba la posibilidad de que el imputado, en el encuentro con su pareja en el vis a vis, "retomara el problema que le obsesiona y preocupa en sobremanera, y se desahogara con una persona de su entera confianza en un lugar seguro".

meneame - delicious - enviar por email - imprimir - Twitter - Facebook -
Dixio -

Comentarios 0

El flash: toda la última hora

Warning: Problema al devolver el XSL. En el modulo: 5059, en la edicion: 152 in /home/files/php_Class/lib/Modulo.php on line 487

EcoDiario en Facebook