Buscar

La UE condena a España por bloquear la fusión E.ON-Endesa

AFP
6/03/2008 - 20:15
Cotizaciones relacionadas
ENDESA 19,72 -0,25%

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea condenó este jueves a España por haber bloqueado el intento de compra de la eléctrica Endesa por parte del grupo energético alemán E.ON entre los años 2006 y 2007, con una serie de condiciones que la Comisión Europea denunció por ilegales.

El Gobierno español, favorable a una solución nacional para Endesa, hizo todo lo posible para obstaculizar el proyecto de E.ON, reforzando los poderes de la Comisión Nacional de Energía (CNE) para endurecer las condiciones de compra. Bruselas tildó esa posición de "proteccionista" y exigió su retirada.

Como el Ejecutivo del PSOE no cedió, llevó el caso ante la justicia. "Al no haber suprimido ciertas condiciones, España incumplió sus obligaciones en lo que le corresponde según el derecho comunitario", señala un comunicado publicado por el tribunal.

El gigante alemán acabó arrojando la toalla en abril de 2007 y fue finalmente un dúo mediterráneo -formado por la constructora española Acciona y el grupo energético italiano Enel- el que se quedó con el control de Endesa, por 42.500 millones de euros.

El hecho de que la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de E.ON no se concretara "no priva de objeto ni interés el recurso (judicial) ni constituye una imposibilidad absoluta para ejecutar las decisiones de la Comisión", según el fallo del tribunal. El presidente de EON, Wulf Bernotat, reacción diciendo que "en el mundo de los negocios no se mira hacia atrás" y que desea un mercado de energía europeo "más liberal".

El fallo del tribunal, con sede de Luxemburgo, "aclara las obligaciones de los Estados miembros (de la UE) y contamos con España y todos los otros Estados miembros para tomar debidamente nota de este pronunciamiento", indicó el portavoz de la Comisión Europea para cuestiones de Competencia, Jonathan Todd. España todavía es blanco de las críticas de Bruselas por su intervencionismo respecto a Endesa.

En efecto, la CNE también ha impuesto condiciones a la compra de Enel y Acciona, cuya supresión reclama la Comisión Europea. España ha obedecido sólo parcialmente, por lo que el Ejecutivo ha vuelto a abrir un nuevo procedimiento de infracción contra el Gobierno que podría acabar una vez más ante la justicia europea.

Pero España no tiene el monopolio del intervencionismo en Europa, ya que los servicios del comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, abrieron un procedimiento de infracción contra Hungría, que legisló para intentar impedir que su grupo de energía MOL pasar bajo el control del austríaco OMV.

Bruselas también se había irritado a fines de enero por declaraciones de Francia, que pretende proteger de ambiciones extranjeras al banco francés Société Générale, debilitado por pérdidas colosales a raíz de la crisis del crédito y un fraude de uno de sus corredores.

Otras noticias

Contenido patrocinado