Buscar

Medio millar de personas se concentra en Madrid en repulsa por el asesinato de ETA

Agencias
8/03/2008 - 0:34

Medio millar de personas se concentraron esta tarde en la madrileña plaza de Colón, convocados por Foro de Ermua, en repulsa por el atentado de ETA que hoy acabó con la vida del ex concejal de PSOE Isaías Carrasco en Mondragón-Arrasate (Guipúzcoa).

Centenares de ciudadanos acudieron a la llamada del Foro de Ermua para manifestar su repulsa por el último atentado perpetrado por la organización terrorista y se concentraron tras una pancarta con el lema 'Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA', acompañados de multitud de banderas de España con crespones negros y con mensajes contra ETA y el Gobierno.

Un minuto de silencio

La concentración comenzó con un minuto de silencio en memoria del ex concejal socialista y todas las víctimas del terrorismo, que fue roto con un cerrado aplauso y gritos de 'ETA no', 'Fuera ETA de las instituciones', 'No se negocia con asesinos' o 'Zapatero embustero'.

La viuda de Gregorio Ordóñez, Ana Iríbar, dio comienzo al acto con unas palabras de aliento para la familia de Isaías Carrasco y defendió que una organización terrorista "nunca debe determinar un resultado electoral". Así, manifestó su esperanza de que el dolor "despierte las consciencias y el compromiso para perseguir a ETA y apoyar a los que actúen contra ella".

Iríbar subrayó que, más allá de las palabras de condena, "es la hora de actuar". "Esperamos que los gobernantes estén a la altura del sufrimiento de la familia", enfatizó despertando el aplauso del más de medio millar de asistentes.

"Un renovado compromiso"

Tras ella, el presidente del Foro de Ermua, Iñaki Ezkerra, leyó un comunicado en el que defendió que la condena al atentado "no es suficiente" porque, según argumentó, "es necesario acompañarla de un renovado compromiso para hacer frente a ETA y a quienes los amparan o justifican".

Ezkerra advirtió de que los asesinatos no aumentan el miedo sino la "determinación para terminar sin ceder a una sola de las pretensiones de una sórdida banda de asesinos" a quienes "más pronto que tarde" se derrotará y enviará a prisión "durante cuarenta años". "La actuación de ETA sólo sirve para acreditar, una vez más, que hay que hacerles perder cualquier esperanza y que todo diálogo es contraproducente", insistió.

"Será necesario recuperar el consenso de los dos grandes partidos nacionales en materia antiterrorista -argumentó-. Un consenso que debe estar basado en la firmeza, la defensa de la libertad y el rechazo explícito a cualquier negociación o diálogo con los terroristas, con quienes los amparan o quienes los justifican".

Objetivo "desestabilizador" de las elecciones

Asimismo, manifestó su deseo de que ETA no consiga el objetivo "desestabilizador" del proceso electoral que, a su juicio, "está buscando con el atentado" e hizo un llamamiento "a la responsabilidad y a posponer hasta después del domingo las movilizaciones de condena".

Pese a que el Foro de Ermua había previsto un acto en el que el silencio sólo se rompiera con la lectura del manifiesto, numerosos ciudadanos corearon diversos lemas contra ETA y, también, contra la política antiterrorista del Gobierno socialista. Así, 'ETA no', 'Libertad', 'España unida jamás será vencida' o 'No se negocia con asesinos' fueron algunas de las consignas más coreadas.

También se oyeron gritos reclamando la unidad para terminar con el terrorismo y contra el presidente del Gobierno, como 'Zapatero embustero'. Algunos ciudadanos portaban pancartas donde se podía leer 'ETA ha votado por Zapatero' o 'ZP no nos engaña otra vez'.

Apoyo del PP y abandono de UPYD

Entre los concentrados, se encontraban además varios dirigentes del PP como la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, o los consejeros de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, y de Educación, Lucía Figar.

La líder de Unión, Progreso y Democracia, Rosa Díez, y su compañero de partido Mikel Buesa también acudieron en apoyo a la concentración, pero abandonaron la plaza de Colón cuando se empezaron a corear consignas contra el Gobierno. "Nosotros íbamos a concentrarnos contra un asesinato y no contra el Gobierno o cualquier partido", explicó un portavoz del partido a Europa Press.

Concentraciones en Valladolid, Vigo y Barcelona

Esta concentración se suma a las llevadas a cabo esta tarde en otros puntos de España como Valladolid, Vigo o Barcelona, donde un centenar de personas, convocadas por C's, se concentraron en la plaza Urquinaona y guardaron un minuto de silencio.

El candidato de C's a las elecciones generales, Albert Rivera, afirmó que hoy fue un día triste para la democracia por haber muerto un ciudadano español "por pensar, por tener ideología, por representar unas ideas", mientras que el secretario de acción política, Jordi Cañas, leyó un manifiesto en que se lamentaba que la banda terrorista "condiciona la agenda política de 45.000 ciudadanos".

Algunos de los concentrados, entre los que también estuvieron los impulsores del partido Félix Ovejero, Arcadi Espada y Francesc de Carreras, así como los diputados del Parlament José Domingo y Antonio Robles, lucieron camisetas con la palabra 'Terrorisno', que es una de los cuatro 'noísmos' --junto con 'nacionalisno', 'machisno' y 'racisno'-- que han utilizado durante la campaña electoral.

Velas en recuerdo

En la capital vallisoletana, unas 300 personas se concentraron de manera silenciosa en la Plaza de San Pablo de Valladolid, convocados por el colectivo Justicia y Paz, en la que colocaron numerosas velas iluminadas en recuerdo del ex concejal fallecido.

Entre los asistentes, que guardaron cinco minutos de silencio, se encontraban el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Cecilio Vadillo, y el presidente de la Diputación, Ramiro Ruiz Medrano.

En Vigo, unas 70 personas se concentraron en la calle del Príncipe, convocados por la Asociación Vigueses por la Libertad,


Otras noticias

Contenido patrocinado