Buscar

El SEPRONA de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha detuvo a 26 personas e imputó a 35 personas durante 2011

20/06/2012 - 15:48

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) de Castilla La Mancha detuvo a 26 personas e imputó a otras 35 durante el año 2011, por delitos relacionados con el medio ambiente, y denunció a otros 9.590 infractores tras intervenir en 70 hechos calificados como delito, 51 como falta penal y 9.591 como infracción administrativa en esta materia.

TOLEDO, 20 (EUROPA PRESS)

Estas actuaciones fueron desarrolladas por los 182 efectivos que prestan servicio en esta especialidad de la Guardia Civil a lo largo y ancho de toda la Comunidad Autónoma, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

De las 61 personas detenidas o imputadas por la comisión de delitos, diez lo fueron por hechos cometidos contra la fauna salvaje y nueve en materia de incendios forestales, mientras que otras siete lo fueron por delitos cometidos contra los animales domésticos, fundamentalmente por haberles causado la muerte o lesiones graves con infracción de la normativa vigente.

Por último, también son reseñables los siete detenidos o imputados por delitos contra la ordenación del territorio en relación con distintas edificaciones, centrándose estos últimos en Albacete.

Entre las 9.591 infracciones administrativas destacan las cometidas en materia de caza y pesca, donde fueron descubiertas y puestas en conocimiento de las autoridades competentes un total de 2.891 infracciones, casi un tercio de la totalidad.

A continuación se situarían las infracciones en materia de residuos con afectación al medio ambiente, con 2.066 infracciones, de las cuales 528 lo habrían sido por infracciones cometidas en la gestión de residuos peligrosos para este.

Por su parte, las infracciones relacionadas con los animales domésticos ascendieron a 906, con especial significación de las cometidas por falta de registro de estos animales, carecer de licencia o de seguro, en el caso de animales peligrosos en los que es obligatoria su tenencia y por tránsito de estos por las vías públicas sin utilizar el bozal o la correa.

INCENDIOS FORESTALES

La Guardia Civil intervino en la investigación de 99 incendios forestales, de los que 11 fueron intencionados, mientras que otros 34 respondieron a negligencias de todo tipo, entre las que tuvieron mayor incidencia las labores agrícolas y forestales y las ocasionadas por fumadores. 14 de estas negligencias se produjeron en la provincia de Cuenca. En esta materia fueron formuladas 307 denuncias por infracciones administrativas.

La Guardia Civil de Castilla-La Mancha, según ha detallado, también recuperó o intervino 119 animales vivos, la mayoría de ellos mamíferos y aves y 52 heridos, en su mayor parte entregados en los centros de recuperación de las respectivas provincias, perreras o que fueron puestos en libertad. También fueron intervenidos 62 animales muertos, a los que se dio el destino establecido en las correspondientes leyes.

Caso aparte en este apartado merecen las intervenciones realizadas en el ámbito del Convenio CITES, ratificado por España para proteger la fauna amenazada en todo el mundo, habiéndose intervenido dos serpientes pitón, una boa constrictor, un león y un tigre, todos ellos en la provincia de Cuenca.

La Guardia Civil asimismo ha llevado a cabo diversas actuaciones que tenían como objeto la investigación de la aparición de cebos envenenados, acción que produce graves efectos en el ecosistema, por las consecuencias que produce el hecho de que estos cebos puedan constituir el sustento de multitud de especies y porque su incorporación a la cadena trófica puede suponer también la muerte de sus depredadores.

En las cinco acciones de este tipo que fueron detectadas, tres de ellas en Albacete, una en Toledo y una última en Ciudad Real, fueron encontrados ejemplares muertos de especies tan dispares como el conejo, la liebre, el perro y el lirón, así como el aguilucho, el ratonero, el cernícalo, el milano y el águila imperial. Fueron retirados diez cebos envenenados que hubieran podido multiplicar sus efectos a multitud de estos y otros animales.

El más grave de estos sucesos, según la Delegación del Gobierno, ocurrió en la provincia de Toledo, costó la vida a 24 milanos y un águila imperial de entre los 44 animales que murieron en él. Por este hecho se procedió a la puesta a disposición judicial de una persona.

Por otra parte, fueron esclarecidas 103 infracciones penales y 862 infracciones administrativas en materia relacionada con perros, habiendo resultado afectados por las distintas infracciones 1494 ejemplares, 664 de los cuales eran galgos.

ABANDONO DE MASCOTAS

En este punto, la Guardia Civil ha advertido de una acción que suele llevarse a cabo en el inicio de períodos vacacionales, especialmente en verano, como es el abandono de mascotas. Un hecho, explica, que aparte de constituir una crueldad con los animales es también origen de la comisión de una infracción.

La Guardia Civil ha señalado en este punto que si el poseedor de una mascota no puede seguir manteniéndola deberá cederla a otra persona o entregarla en centros autorizados, pero nunca abandonarla o sacrificarla indiscriminadamente.

Por último, en materias relacionadas con la protección animal, el SEPRONA de la Guardia Civil ha inspeccionado 84.533 kilos de pescado para detectar la presencia de alevines que no han alcanzado las dimensiones mínimas para su consumo, habiendo sido detectadas 11 infracciones en esta materia.

PATRIMONIO HISTÓRICO

La Guardia Civil de Castilla La Mancha ha realizado 40 actuaciones en materia de protección del patrimonio histórico, siendo 33 de ellas originadas por la utilización de detectores de metales, herramienta útil para ser empleada en la localización y expolio de yacimientos arqueológicos.

Para llevar a cabo todas las actuaciones en materia de su especialidad el SEPRONA de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha ha recorrido 1.718.081 kilómetros, de los cuales 375.745 lo fueron en motocicleta.

Otras noticias

Contenido patrocinado