Buscar

El barrio de San Andrés, conmocionado por el asesinato de su vecino

AFP
8/03/2008 - 12:54

La incredulidad y la indignación invadían el viernes a los habitantes del barrio de San Andrés de Mondragón, en Guipúzcoa, donde fue asesinado este viernes el ex concejal socialista Isaías Carrasco a manos de ETA, según el Gobierno español.

"Es absurdo, era un obrero, exactamente como nosotros", declaró a AFP un jubilado tras aparcar su coche ante las vallas instaladas por la policía en la calle donde vivía Isaías Carrasco, asesinado cuando salía de su casa con su mujer y una de sus hijas.

Una pareja que vive en este barrio de viviendas modestas de la periferia de la localidad se acerca incrédula a un grupo de vecinos y curiosos. "Este asesinato hará que mucha gente vaya a votar, gente como yo que más bien se abstenían", estima Antonio, de 42 años.

En las paredes de los edificios de Mondragón, donde gobierna el partido independentista Acción Nacionalista Vasca (ANV), que no puede presentarse a estas elecciones por decisión judicial, muchos pósters llaman a la población a abstenerse en las elecciones legislativas españolas del domingo.

La justicia española prohibió a ANV y otro partido independentista presentarse a las elecciones del domingo, por lo que éstas y ETA llamaron a la abstención.

El dueño del ultramarinos Pérez, a dos pasos del lugar del atentado, está indignado por un acto contra "un hombre normal, que había tenido pequeñas responsabilidades locales, que no había hecho nada especial".

"No lo entiendo; éste es un barrio obrero donde viven sobre todo inmigrantes de otras regiones españolas que vinieron en la época de la expansión económica de la región, y el sentimiento nacionalista vasco está menos presente que en el resto de la ciudad", explica.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en el que militaba el fallecido, "seguro que sacará partido de este asesinato", estimó.

Una profesora de colegio confirma que el hijo del fallecido acude a su escuela: "Estoy aterrada, conozco al padre, a la madre y a los otros dos hijos".

En el centro de la localidad la alcaldía se convirtió en capilla ardiente, adonde unas 200 personas acudieron a rendir homenaje a última hora del día al ex concejal socialista asesinado, entre ellas numerosos dirigentes de este partido del País Vasco de regiones vecinas.

Poco antes, el presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, viajaron hasta Mondragón para dar el pésame a la familia de Carrasco.

La alcaldesa de Mondragón, de Acción Nacionalista Vasca (ANV), y los concejales de esta formación decidieron abandonar sus cargos durante los dos días de luto oficial decretado en la localidad.

Otras noticias

Contenido patrocinado