Buscar

ETA, una bestia herida que aún puede atacar de muerte

AFP
8/03/2008 - 18:23

El frío asesinato de un ex concejal socialista el viernes en el País Vasco, que el Gobierno atribuyó a ETA, justifica los temores de las autoridades españolas, que creen que la organización independentista armada vasca puede ser aún más peligrosa en un momento en que está sometida a una incesante presión policial.

"ETA está débil, acosada y aislada, ha intentado muchas cosas en estos meses, le han salido mal y ha tenido muchísimas detenciones", dijo este sábado el ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Por eso optó por un acto ""cobarde" y "desgraciadamente fácil: matar a una persona por la espalda", explicó a la radio Cadena Ser.

El asesinato de Isaías Carrasco, que murió alcanzado por al menos tres balas por la espalda, provocó la cólera en España dos días antes de las elecciones legislativas. Pero no ha sorprendido tanto a un país traumatizado por 40 años de atentados de ETA, a quien se atribuyen 822 muertos y miles de heridos.

El gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero esperaba que ETA respondiera con dureza a la lucha implacable que protagoniza desde que en junio rompió una tregua de algo más de un año.

"Creemos que ETA va a intentar matar antes de las elecciones", advirtió Rubalcaba el 21 de febrero, antes de elevar la alerta antiterrorista nacional al nivel máximo durante la campaña electoral.

ETA ya se había invitado a la campaña haciendo estallar dos bombas en el País Vasco el 22 y 23 de febrero, sin causar heridos.

Horas después de su segundo atentado, contra un local del partido socialista, llamó a boicotear las elecciones en respuesta a la "opresión" del gobierno español.

ETA "tiene que castigar al PSOE", el Partido Socialista Obrero Español, estimó Florencio Domínguez, redactor jefe de la agencia de prensa Vasco Press y autor de varios libros de referencia sobre la organización armada.

"Tienen la sensación de que el PSOE les ha engañado" durante la tregua al no querer ceder a sus exigencias políticas y "están dispuestos a hacerlo pagar", declaró a AFP.

Desde el final de la tregua, el Gobierno español y las autoridades francesas han cercado a ETA abortando varios atentados y deteniendo a unos 30 activistas.

Entre estos, la policía española detuvo a los presuntos autores del espectacular atentado del 30 de diciembre de 2006, cuando dos ecuatorianos murieron en une explosión en el aeropuerto de Barajas en Madrid.

Este atentado terminó de hecho con la tregua de ETA y con el intento del gobierno de negociar el fin de las armas.

La policía francesa por su parte desmanteló en septiembre en la localidad francesa de Cahors (suroeste) un laboratorio clandestino en el que ETA preparaba los explosivos para colocar coches bomba.

Estas operaciones han "sumido el aparato militar de ETA en una situación de gran debilidad", indica un reciente informe de la policía española citado por el diario El País.

"Podemos afirmar que (...) sólo se fía de un pequeño grupo de incondicionales que se transformaron en hombres para todo", según este informe, que advertía sin embargo de su capacidad para matar.

En 2007, ETA "sólo ha cometido 19 atentados, que es la cifra más baja de casi toda su historia", según Florencio Domínguez.

"Pero políticamente hacen una interpretación que les anima a continuar, porque piensan que por continuar la violencia han conseguido la radicalización de todo el nacionalismo", estima.

Domínguez se refiere al hecho de que el Partido Nacionalista Vasco (PNV), añadieron recientemente a sus exigencias el reconocimiento del derecho a la autodeterminación de los vascos, que coincide con "la reivindicación histórica de ETA".

Contenido patrocinado

Otras noticias