Buscar

Indígenas de América del Norte se unen para curar a la madre tierra

AFP
10/03/2008 - 19:56

Representantes indígenas de México, Estados Unidos y Canadá realizaron la "ceremonia del amanecer" en las pirámides de Palenque (sureste mexicano) para pedir por la curación de la madre tierra, enferma por el mal uso que durante siglos han hecho los humanos.

K'in García, sacerdote maya lacandón originario de Naha, que significa Casa del Agua en Chiapas (sureste), inició la ceremonia tocando el caracol, un instrumento musical indígena, cuyo sonido fue respondido inmediatamente por los monos zahuahuetos con potentes aullidos que llegaban desde la espesa selva extendida detrás de las famosas ruinas.

Sin la presencia de representantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que se levantó en armas en Chiapas en 1994 para reivindicar los derechos de los indígenas mexicanos, miembros de 71 etnias de América del Norte llegaron al sitio arqueológico invitados por el gobierno mexicano al encuentro de los Pueblos Indígenas para Sanar a la Madre Tierra.

K'in y cuatro sacerdotes más colocaron en el patio central de las ruinas arqueológicas, desde las 05h41 (11h41 GMT), un altar con cinco recipientes encendidos con copal, en honor a cinco deidades mayas y al centro de las llamas dispusieron una calavera de cristal, el dios principal.

Al ritmo de un tambor sagrado, mientras la luz iluminaba paulatinamente las pirámides, pidieron en esta fecha, inicio del ciclo agrícola, por agua y una buena cosecha, y además oraron en dirección a los cuatro puntos cardinales por el aire, el agua, el fuego y la tierra, elementos que han sido mal utilizados por los hombres.

"Estamos preocupados porque la madre tierra está enferma y a veces la efermedad no se cura con nada", dijo Kuyum García.

La ceremonia también es una novedad para este sacerdote maya, el chaman más joven de Chiapas, porque hasta ahora las autoridades que protegen el patrimonio arqueológico nacional les han impedido realizar los ritos con la quema del copal y con el caracol en las ruinas.

"No podemos hacer la ceremonia como es originalmente y queremos pedir a las autoridades que nos permitan regresar a recuperar estos espacios para las ceremonias", señaló Kayum en entrevista.

Por su parte, Frances Pluett, de una etnia del norte de Canadá, dijo que los indios, que fueron colonizados, han olvidado su "forma secreta de convivir con la tierras" y ahora tienen que tratar de recuperar sus creencias y costumbres.

Sin embargo, advirtió que los líderes de los países poderosos tienen que "hacer su parte", y en ese sentido mencionó que algunos ya han empezado, como el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore, y Nelson Mandela, en Sudáfrica.

La secretaría del Medio Ambiente y otras instituciones mexicanas destinadas a atender las necesidades de las 56 etnias del país se proponen recuperar los conocimientos de los antiguos pobladores en materia ambiental, olvidados por siglos, e integrarlos a las políticas ambientales.

"Las aportaciones que tengan los indígenas en sus prácticas milenarias sustentables pueden ser de mucha utilidad para integrarlas dentro de las decisiones de los gobiernos de América del Norte", dijo al término del ritual el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan Rafael Elvira.

Cerca de 300 indígenas de los tres países llegaban este lunes a Palenque para llevar a cabo una serie de discusiones relacionadas con el medio ambiente que culminarán el próximo 13 de marzo con la Carta de Palenque.

Se trata de un documento que recogerá recomendaciones de los pueblos indígenas y que será entregado a la Comisión para la Cooperación Ambiental de América del Norte.

str/ol/aic

Otras noticias

Contenido patrocinado