Buscar

Unión para el Mediterráneo, ¿nuevo nombre de política de la UE para el Sur?

AFP
12/03/2008 - 16:20

Francia y Alemania acordaron relanzar con el nombre de "Unión para el Mediterráneo" la política europea de cooperación con los vecinos de su frontera sur, según un documento que presentarán a sus socios de la Unión Europea el jueves en la cumbre de Bruselas.

Este texto de menos de dos páginas, del cual la AFP obtuvo una copia, indica que la "Unión para el Mediterráneo" (UPM) busca dar "un nuevo impulso" al "Proceso de Barcelona", lanzado en 1995 por la UE para acercarse a sus vecinos del sur, desde Marruecos hasta Israel.

El secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Jean-Pierre Jouyet, había estimado la semana pasada que la "Unión para el Mediterráneo" era una "mejor marca" que "Proceso de Barcelona".

Este texto es la primera versión escrita del compromiso alcanzado la semana pasada entre el presidente francés Nicolas Sarkozy y la cancillar alemana Angela Merkel, así como también la primera propuesta formal de este controvertido proyecto.

Sarkozy y Merkel tienen previsto presentar el documento durante la cena de jefes de Estado y de gobierno de los 27 el jueves por la noche en la apertura de la cumbre de Bruselas.

Pero "no habrá debate propiamente dicho" sobre el tema, aseguró el miércoles el secretario de Estado esloveno para las Relaciones Exteriores, Janez Lenarcic, cuyo país preside la UE.

Lenarcic reafirmó el escepticismo esloveno ante este proyecto. "No tenemos necesidad de instituciones que compitan con las de la Unión Europea", declaró.

En su texto, Francia y Alemania afirman que que la UPM tiene por vocación "promover la cooperación de dimension regional" sobre la base del "desarrollo de nuevos proyectos", por ejemplo el saneamiento del Mediterráneo.

También hacen referencia a las estructuras: "una co-presidencia de dos años en manos de un Estado no miembro de la UE y un Estado miembros de la UE con costas sobre el Mediterráneo".

Esta copresidencia será asistidia por una secretaría dirigida por dos directores: uno que represente a los países no miembros de la UE y otro nombrado por los 27 miembros del bloque europeo.

El diferendo entre Francia y Alemania sobre el proyecto se refería en particular al hecho de que Merkel se negaba a aceptar una estructura que parecía excluir a los países europeos sin costas en el Mediterráneo.

Pero la semana pasada Francia aceptó que nadie quede afuera del proyecto.

En ese sentido, el texto asegura que la cumbre prevista el 13 de julio en parís con los países del sur para lanzar la UPM reúna "a los 27 miembros de la UE".

Según está previsto, este tipo de cumbre se llevaría a cabo cada dos años.

En cuanto a la financiación, el documento asegura que "los fondos previstos para la cooperación regional en el actual proceso de Barcelona podrán ser utilizados", una cuestión sensible que necesita el acuerdo unánime de los 27 miembros de la UE.

abd/mar/jz

Contenido patrocinado

Otras noticias