Buscar

Los progresistas se hacen con el control del Tribunal Constitucional

Xabier Gil
12/03/2008 - 17:41 | 18:45 - 12/03/08
Los magistrados recusados, García-Calvo y Rodríguez-Zapata

El Gobierno ha ganado la lucha por el control del Tribunal Constitucional. La recusación de dos magistrados conservadores ( García-Calvo y Rodríguez-Zapata) decidida hoy les da la mayoría para rechazar el recurso del PP a la prórroga en el mandato de su presidenta, María Emilia Casas, y del vicepresidente, Guillermo Jiménez, incluida por el PSOE e IU en el texto de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC).

La guerra de las recusaciones finalmente se ha decantado de la parte de los magistrados progresistas. Primero fue el PP quien recusó a los magistrados progresistas (Manuel Aragón, Pascual Sala y Pablo Pérez Tremps), sin lograr una mayoría suficiente. También se ha dejado fuera del Plano a Casas y Jiménez en un pleno con diez magistrados en el que decidió el voto de calidad de su vicepresidente, el conservador Vicente Conde.

Ahora, el Ejecutivo socialista había recusado a dos magistrados conservadores Rodríguez-Zapata y García Calvo al entender que ambos perdieron la exigible imparcialidad para pronunciarse sobre la LOTC al haber enviado una carta a Casas expresando su rechazo a la reforma de esta ley, prejuzgando así el caso.

En esta oasión solo pudieron entrar en el Pleno ocho magistrados, cinco progresistas y tres conservadores, lo que ha permitido decantar la votación para dejar fuera del próximo plenario de carácter decisorio a los dos magistrados conservadores recusados.

En proceso de resolución

Los miembros del tribunal se nombran por periodos de nueve años y se renuevan por terceras partes (cuatro magistrados) cada tres años, situación que se tenía que haber producido el año pasado, pero que por las estrategias recusatorias, todavía se encuentra en proceso de resolución.

Tras toda esta pelea recusatoria se encuentra la lucha por el control del Tribunal Constitucional, que hasta ahora había contado con una mayoría conservadora, pero con una presidenta progresista. Esta correlación de fuerzas es del máximo interés para los dos grandes partidos políticos de este país, puesto que este Órgano tiene en su agenda de trabajo decisiones sobre la constitucionalidad de leyes tan fundamentales como el Estatuto de Cataluña o la Ley del Matrimonio Homosexual.

"Razonable"

Lorenzo del Río, portavoz de la asociación judicial Francisco de Vitoria, ha calificado hoy de "razonable" la decisión del Tribunal Constitucional de aprobar las recusaciones presentadas por el Gobierno contra dos magistrados del llamado "sector conservador".

La decisión de aprobar las recusaciones responde, según explica del Río, a la doctrina de "imparcialidad objetiva" de cualquier persona que vaya a juzgar un asunto. "Desde el momento en que estos magistrados ya habían expresado una determinada opinión o posicionamiento, parece que era inevitable aceptar la recusación", indicó. "Más que nada, porque han tenido un contacto previo, o un posicionamiento previo con el asunto a debatir", aclaró.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0