Buscar

Ecuador ve difícil que una fuerza externa vigile la frontera con Colombia

AFP
12/03/2008 - 18:21

Ecuador admitió el miércoles la dificultad de que una fuerza externa asuma el control de la frontera con Colombia, aun cuando ambos países son partidarios, aduciendo que para ello Bogotá debería retirar el calificativo de terrorista a la guerrilla de las FARC, que opera en la zona.

"El gobierno de Colombia tendría que declarar que (las FARC) no son terroristas sino beligerantes, puesto que la ONU o la OEA no van a poner tropas ahí a que cuiden a terroristas", declaró el ministro ecuatoriano de Defensa, Wellington Sandoval.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) figuran en las listas de terroristas de Estados Unidos y la Unión Europea (UE), mientras Ecuador rehúsa llamarlas de esa forma al tiempo que Venezuela pide que sean reconocidas como beligerantes.

Quito planteó que tropas extranjeras asuman la vigilancia de la línea limítrofe de unos 600 km para evitar incursiones militares como las que desataron la reciente crisis que mantiene rotas las relaciones diplomáticas, a lo que Bogotá se mostró dispuesta.

Además de que las FARC son consideradas terroristas por Bogotá, "es difícil lograr" que dicha fuerza opere por lo inhóspito de la frontera en la selva amazónica, agregó el ministro.

La zona fue visitada por una misión de la OEA encabezada por su secretario general, José Miguel Insulza, luego del ataque militar colombiano contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, que dejó una veintena de muertos, entre ellos el líder Raúl Reyes.

"El secretario de la OEA, quien estuvo en el sitio, ya vio la dificultad que sería poner tropas de la OEA en la selva, además de que dijo que no era partidario", manifestó el funcionario.

En medio de la crisis, el ministro ecuatoriano de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, declaró que "queremos que (la OEA) garantice la vigilancia en la frontera. Si no lo puede hacer podríamos pedir ayuda de los cascos azules (de la ONU)".

Sandoval también insistió en que Ecuador se mantiene al margen del conflicto de Colombia para evitar posibles represalias de la guerrilla y que el problema debe ser resuelto por los propios colombianos.

"Desafortunadamente nos han querido desde hace algunos años, con el Plan Patriota y el Plan Colombia, involucrarnos en el incidente y esto sería fatal, nosotros no queremos bombas en supermercados, teatros, restaurantes de Quito, Guayaquil, Cuenca", expresó el ministro.

Añadió que "ese es un doloroso problema colombiano y que lo tienen que resolver los colombianos (...) no debemos, no queremos involucrarnos".

Remarcó que "nos hemos mantenido independientes del problema y debemos mantenernos así porque somos un país de paz" y sostuvo que "lo ideal es que se acabe la guerra (en Colombia), se acabe como se acabe. Me parece que es más lógico el hacerlo dialogando".

Anotó que ante la incursión del 1 de marzo "no hay relaciones militares, no he conversado con el ministro de Defensa (de Colombia, Juan Manuel Santos) y no está prevista una conversación".

"Mientras no reanudemos oficialmente las relaciones diplomáticas estamos en estado cero", declaró Sandoval.

SP/vel/fj

Contenido patrocinado

Otras noticias