Buscar

Reunión España-Brasil para solucionar prohibición de entrada en aeropuertos

AFP
12/03/2008 - 20:01

La cancillería española confirmó este martes que responsables de los ministerios de Exteriores de España y Brasil se reunirán a finales de marzo para hablar de asuntos migratorios tras varios incidentes relacionados con la entrada en sendos países de sus respectivos ciudadanos.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, habló por teléfono este miércoles con su par brasileño, Celso Amorim, con el que acordó una reunión entre subsecretarios después de Semana Santa, es decir, a finales de marzo, en un lugar aún no concertado, indicaron a la AFP fuentes de la cancillería.

Los ministros "intercambiaron información" sobre los sucesos de los últimos días, en que Brasil se quejó ante España por no haber admitido en sus aeropuertos a decenas de brasileños, mientras que varios españoles no pudieron entrar en ese país en los últimos días.

España pretende buscar en la reunión de marzo la manera de que "los pasajeros de ambos países tengan claros cuáles son los requisitos" para entrar a cada país, "facilitando la información" a través de la "coordinación en los consulados", según las fuentes.

Antes de esta conversación telefónica, la secretaria de Estado española para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, se reunió el martes en Madrid con el embajador brasileño, José Viegas.

Ambos "expresaron su voluntad de solucionar" la cuestión de las denegaciones de entradas en los aeropuertos "al hilo de las excelentes relaciones bilaterales", y coincidieron en que "no hay una crisis" entre ambos países, según las fuentes.

Asimismo se acordó que los dos países "van a intentar flexibilizar los términos" para la entrada en los aeropuertos. Brasil "ha optado por aplicar la ley más estrictamente", mientras que España cree que es un problema de "desinformación" sobre las nuevas normas europeas, explicaron las fuentes.

"España tiene muchos intereses en Brasil" y "se pretende que siga habiendo un ambiente positivo y constructivo por ambas partes", comentaron las fuentes diplomáticas.

Estas recordaron que los requisitos para poder entrar a España --son normas europeas-- consisten en tener billete de avión de vuelta, reservas en hoteles o una carta de invitación si el alojamiento es en el domicilio de un conocido, y una cantidad de dinero.

Esta consiste en 540 euros para los primeros nueve días (correspondiente al 90% del salario mínimo en España, que asciende a 600 euros) y 60 euros al día para los días siguientes.

A comienzos de mes, el gobierno brasileñó manifestó su "profundo desagrado" por los rechazos de sus ciudadanos España y amenazó con adoptar "medidas apropiadas" e incluso "de reciprocidad".

Desde entonces, unos 20 españoles han sido rechazados en aeropuertos brasileños.

Y según los medios españoles, unos 750 brasileños fueron rechazados en España en lo que va de año, frente a unos 3.000 el año pasado, y la media diaria de rechazos, que era de seis hace dos años, ha aumentado a 15 en los últimos meses.

Antes que Brasil, otros países latinoamericanos como Uruguay y Chile protestaron anteriormente por estas medidas, que España aplica desde 2007 en consonancia con el resto de la Unión Europea (UE).

España es el segundo mayor destino turístico de los brasileños, con 250.000 viajeros en 2007, de los cuales 1% resultó rechazado.

El canciller brasileño, Celso Amorim, ya se quejó ante España en una visita a Madrid en febrero de que el país pone trabas a las empresas brasileñas que quieren instalarse en suelo español, y lamentó este hecho teniendo en cuenta que España es el segundo inversor extranjero en el país.

esb/gr/jz

Otras noticias

Contenido patrocinado